lunes, 12 de junio de 2017


Picapedrero
La politización de la “Divina Pastora” y la
estupidez del nombre de una Avenida
Solo la necesidad del hambre, salud e inseguridad, obliga a los venezolanos a ser comparsa en la llamada MUD y muchos de sus de sus dirigentes, con mas intereses personales, que los que exige un país devaluado en su integridad, irresponsabilidad esta, que termina por fortalecer al malandraje que gobierna y comparte su botín, con la clase parasitaria del país. Pero no hay peor oposición, amancebada en esa MUD, que la larense, arrodillada a los pies del gobernador Henry Falcón, por aquello de que… << en el país de los ciegos el tuerto es Rey>> y en verdad, no tiene sustituto, lo que resulta grave en una democracia ¿pero, de que come la MUD-Lara? Por ahora, no vamos a echarles a perder su cesta básica, pero el más craso error que se dispone a cometer, es abusar de la fe de los barquisimetanos, con la ya sesquicentenaria visita, de la imagen de la “Divina Pastora” desde la Parroquia de Santa Rosa, a la ciudad de Barquisimeto, al traerla fuera de su tiempo con fines políticos, cuando otra cosa es que los políticos acudan a su Santuario en sus peticiones a la que se tiene derecho, pero de allí a parcelar una tradición nos resulta irrespetuosa. Tradición ya legendaria, cuando para 1856, el cólera diezmaban a su población y un cura, como el que más, defensor de los bienes de su Iglesia, José Macario Yépez, adversario acérrimo del despótico gobierno, militarista y ladrón, de los hermanos José Tadeo y José Gregorio Monagas, ofreciera ante aquella imagen, ser la última víctima del flagelo, con la promesa de traerla en procesión todos los 14 de enero. Efectivamente, el cólera desapareció y a los pocos meses, el sacerdote falleció, a consecuencia del cólera y la promesa se ha cumplido religiosamente y a cada año, se suman millares de feligreses, como en ninguna otra parte del mundo. No utilizó el presbítero Yépez, la imagen y la fe de los barquisimetanos contra los Monagas, hasta que unos curas “capellanes” peseteros y cabrones del militarismo corrupto y narcotraficante del chavismo, dispuso que la “Divina Pastora” sea “Patrona” de una milicia enclenque parasitaria ¿claro, tienen sueldos de asimilados y acceso a vehículos, medicinas y alimentos! mientras a sus Obispos los humillan e insultan, teniendo que recurrir a su Santidad Francisco para desmentir al curato militarista chavista, pero eso no lo sabe el pueblo, porque a la MUD-Lara, no le interesa. Resulta entonces, que este 15 de junio, la “Divina Pastora” regresa a Barquisimeto en hombros de la MUD, con el aval de la Iglesia, que debe respetar a sus feligreses, ante esa imagen y su tradicional visita, solo los 14 de enero de cada año, con lo que deja de ser lo que venía siendo, una devoción barquisimetana y al respecto y con todo respeto, llamamos la atención, del señor Arzobispo López Castillo
No conforme con aquel abuso de la fe cristiana, el alcalde de Iribarren, en su afán reeleccionista, sobre una gestión desastrosa, que reivindica hasta moralmente, a su antecesora, arbitrariamente, con su viejo ropaje de comunista arrepentido, quita el nombre de “Fuerzas Armadas” a una avenida, por el de “Democracia”. Ignora, que ese nombre fue dispuesto, en homenaje a unas “Fuerzas Armadas” apegadas a la democracia y su constitucionalidad, que lo sigue siendo en su conjunto, que no, en su parcelamiento, lo que constituye una estupidez, mientras reivindica al sanguinario Eustoquio Gómez, honrando la casa donde evacuaba.
Con tales acciones, no se tumba un gobierno, ni se suman afectos ciudadanos y ello tiene consecuencias difíciles de reparar, porque se trata de jugar con los sentimientos de las personas e instituciones.
Jorge Ramos Guerra
ardive@gmail.com

No hay comentarios:

Sepa porque la MUD no quiere ver  el 30 de julio Por:   Andrik Cordero   Parece mentira que estemos a solo horas de lle...