lunes, 28 de febrero de 2011

Palabras de EDUARDO GALEANO

La independencia es otro nombre de la dignidad
Por: Eduardo Galeano

Palabras pronunciadas el 22 de febrero de 2011, en la ceremonia de entrega de la Medalla 1808, que el jefe de Gobierno de la ciudad de México, Marcelo Ebrard, otorgó al escritor uruguayo Eduardo Galeano.

Quiero dedicar este homenaje a la memoria viva de dos Carlos: Carlos Lenkersdorf y Carlos Monsiváis, amigos muy queridos que ya no están, pero siguen estando.
Y empiezo por decir gracias: Gracias, Marcelo, por este regalo, esta alegría. Te digo gracias en nombre propio y también en nombre de los muchos sureños que jamás olvidarán su gratitud a México, el país de su exilio, refugio de perseguidos en los años de mugre y miedo de nuestras dictaduras militares.
Y quiero subrayar que México merece, por eso y por muchos otros motivos, toda nuestra solidaridad, ahora que esta tierra entrañable está siendo víctima de la hipocresía delnarcosistema universal, donde unos ponen la nariz y otros ponen los muertos, y unos declaran la guerra y otros reciben los tiros.
Este acto generoso me honra por venir de quien viene. La ciudad de México está a la vanguardia en la lucha por los derechos humanos, en un amplio abanico que va desde la diversidad sexual hasta el derecho a respirar, que ya parecía perdido.
Y mucho me honra recibir esta ofrenda, porque mucho tiene de desafío: en nuestros países la independencia plena es todavía, en gran medida, una tarea por hacer, que nos convoca cada día.
En la ciudad de Quito, al día siguiente de la independencia, una mano anónima escribió en una pared: Último día del despotismo y primero de lo mismo.
Y en Bogotá, poco después, Antonio Nariño advertía que el alzamiento patriótico se estaba convirtiendo en baile de máscaras, y que la independencia estaba en manos de caballeros de mucho almidón y mucho botón, y escribía:Hemos mudado de amos.
Y el chileno Santiago Arcos comprobaba, desde la cárcel:
-Los pobres han gozado de la gloriosa independencia tanto como los caballos que en Chacabuco y Maipú cargaron contra las tropas del rey.
Todas nuestras naciones nacieron mentidas. La independencia renegó de quienes, peleando por ella, se habían jugado la vida; y las mujeres, los analfabetos, los pobres, los indios y los negros no fueron invitados a la fiesta. Aconsejo echar un vistazo a nuestras primeras Constituciones, que dieron prestigio legal a esa mutilación. Las Cartas Magnas otorgaron el derecho de ciudadanía a los pocos que podían comprarlo. Los demás, y las demás, siguieron siendo invisibles.
imón Rodríguez tenía fama de loco, y así lo llamaban: El loco. Decía locuras, como éstas:
-Somos independientes, pero no somos libres. La sabiduría de Europa y la prosperidad de los Estados Unidos son, en nuestra América, dos enemigos de la libertad de pensar. Nuestra América no debe imitar servilmente, sino ser original.
Y también:
-Enseñemos a los niños a ser preguntones, para que se acostumbren a obedecer a la razón: no a la autoridad como los limitados, ni a la costumbre como los estúpidos. Al que no sabe, cualquiera lo engaña. Al que no tiene, cualquiera lo compra.
Don Simón decía locuras, y hacía locuras. Allá por mil ochocientos veinte y pico, sus escuelas mezclaban a los niños y a las niñas, a los pobres y a los ricos, a los indios y a los blancos, y también unían la cabeza y las manos, porque enseñaban a leer y a sumar, y también a trabajar la madera y la tierra. En sus aulas no se escuchaban los latines de sacristía y se desafiaba la tradición del desprecio por el trabajo manual. Poco duró la experiencia. Un clamor de indignadas voces exigía la expulsión de este sátiro que ha venido a corromper a la juventud, y el mariscal Sucre, presidente del país que ahora llamamos Bolivia, le exigió la renuncia.
A partir de entonces, anduvo a lomo de mula, peregrinando por las costas del Pacífico y las montañas de los Andes, fundando escuelas y formulando preguntas insoportables a los nuevos dueños del poder:
-Ustedes, que imitan todo lo que viene de Europa y de los Estados Unidos, ¿por qué no les imitan la originalidad, que es lo más importante?
Este viejo vagabundo, calvo, feo y barrigón, el más audaz y el más querible de los pensadores de América, estaba cada día más solo, y solo murió.
A los ochenta años, escribió:
-Yo quise hacer de la tierra un paraíso para todos. La hice un infierno para mí.
Simón Rodríguez fue un perdedor. Según la escala de valores de este mundo, que sacraliza el éxito y no perdona el fracaso, los hombres como él no merecen memoria.
Pero, ¿acaso no está vivo don Simón en la energía de dignidad que hoy recorre nuestra América de norte a sur? ¿Cuántos hablan por su boca, aunque no lo sepan, como hablaba en prosa aquel personaje de Moliére que no sabía que hablaba en prosa?
Acaso don Simón no nos sigue enseñando, un siglo y medio después de su muerte, que la independencia es otro nombre de la dignidad? Es verdad que todavía pesa, y mucho, la herencia colonial, que aplaude la copia y maldice la creación y admira, como denunciaba don Simón, las virtudes del mono y del papagayo. Pero también es verdad que son cada vez más los jóvenes que sienten que el miedo es una cárcel humillante y aburrida, y libremente se atreven a pensar con sus propias cabezas, sentir con sus propios corazones y caminar con sus propias piernas.
Yo no creo en Dios, pero sí creo en el humano milagro de la resurrección. Porque quizás se equivocaban aquellos dolientes que se negaban a creer en la muerte de Emiliano Zapata, y creían que se había marchado a Arabia en un caballo blanco, pero sólo se equivocaban en el mapa. Porque a la vista está que Zapata sigue vivo, aunque no tan lejos, no en las arenas de Oriente: él anda cabalgando por aquí, aquí cerquita nomás, queriendo justicia y haciéndola.
 fíjense ustedes lo que ha ocurrido con otro perdedor, José Artigas, el hombre que hizo la primera reforma agraria de América, antes que Lincoln y antes que Zapata.
Hace casi dos siglos, él fue vencido y condenado a la soledad y al exilio. En años recientes, la dictadura militar del Uruguay le erigió un ampuloso mausoleo, queriendo encerrarlo en cárcel de mármol. Pero cuando la dictadura intentó decorar el monumento con algunas de sus frases, no encontró ninguna que no fuera subversiva. Ahora el mausoleo tiene fechas y nombres de batallas, y ninguna frase. Involuntario homenaje, involuntaria confesión: Artigas no es mudo, Artigas sigue siendo peligroso.
Cosa curiosa: con tantos vivos que hablan sin decir, en nuestras tierras hay muertos que dicen callando.
Bienaventurados sean los perdedores, porque ellos cometieron la insolencia de amar a su tierra, y por ella se jugaron la vida. Pero está visto que el patriotismo es el honorable privilegio de los países dominantes: sólo los que mandan tienen el derecho de ser patriotas. En cambio, los países dominados, condenados a obediencia perpetua, no pueden ejercer el patriotismo, so pena de ser llamados populistas, demagogos, delirantes: nuestro patriotismo se considera una peste, peste peligrosa, y los amos del mundo, que nos toman examen de Democracia, tienen la mala costumbre de conjurar esta amenaza a sangre y fuego.
Bienaventurados sean los perdedores, porque ellos se negaron a repetir la historia y quisieron cambiarla.
Bienaventurados sean los perdedores, y malditos sean quienes confunden el mundo con una pista de carreras y lanzados a las cumbres del éxito trepan lamiendo hacia arriba y escupiendo hacia abajo.
Bieventurados sean los indignados, y malditos sean los indignos.
Maldita sea la exitosa dictadura del miedo, que nos obliga a creer que la realidad es intocable y que la solidaridad es una enfermedad mortal, porque el prójimo es siempre una amenaza y nunca una promesa.
Bienaventurado sea el abrazo, y maldito sea el codazo.
Sí, pero… Cuántos perdedores, ¿no?
uando algún periodista me pregunta si soy optimista, yo contesto, sinceramente:
-A veces. Depende de la hora.
Siempre me parecieron más bien inhumanos los optimistas full time.
Creo que el desaliento es un derecho humano, y de algún modo es también la prueba de que somos humanos, porque no sufriríamos el desaliento si no tuviéramos aliento.
y que reconocer que no es muy alentadora la realidad, que tiene la jodida costumbre de recompensar a los exprimidores del prójimo y a los exterminadores de la tierra, el agua y el aire. Y en cambio, las más apasionantes aventuras de transformación de la realidad suelen quedarse a mitad de camino, o se extravían y se pierden, y muchas veces terminan mal.
Hay que reconocerlo, digo, pero también cabe preguntar: Cuando esas lindas experiencias colectivas terminan mal, ¿de veras terminan? ¿No hay nada que hacer, sólo nos queda resignarnos y aceptar el mundo tal cual es, como si fuera destino? Hace pocos años, se puso de moda la teoría del fin de la historia. Más de uno se tragó ese sapo, a pesar de que el sentido común nos demuestra, con poderosa sencillez, que la historia nace de nuevo cada mañana.
o mejor de este asunto de vivir está en la capacidad de sorpresa que la vida tiene. ¿Quién podía presentir que los países árabes iban a vivir este huracán de libertad que están ahora viviendo? ¿Quién iba a creer que la plaza de Tahrir iba a dar al mundo esta lección de democracia? ¿Quién iba a creer lo que ahora puede creer ese muchachito plantado en la plaza durante días y noches, cuando dice: Nadie nos va a mentir nunca más?
l fin y al cabo, cuando la historia dice adiós, o eso parece decir, ella nos está diciendo, o al menos murmurando: hasta luego, hasta lueguito, nos estamos viendo.
Y yo me despido de ustedes, ahora, que ya es hora, como la historia me enseñó, diciéndoles gracias, diciéndoles: hasta luego, hasta lueguito, nos estamos viendo.
Ciudad de México, febrero 22 de 2011.





BARLOVENTP: ¿ESPERANZA ALIMENTARIA?

La Organización de las Naciones Unidas Para la Alimentación (FAO) ha lanzado un grito al planeta tierra: los precios de los alimentos aumentaran, en gran parte por el efecto negativo que esta causando el cambio climático alrededor del mundo, el uso de vegetales de consumo humano para la elaboración de Biocombustible y la cadena de especulación que girara alrededor de los grandes productores de semillas como la compañía Monsanto, que tiene un negocio muy grande en África y muchas partes del mundo con los alimentos transgénicos (semillas genéticamente modificadas), la cual el gobierno bolivariano rechazo en sus primero años.

BARLOVENTO TENIA SEGURIDAD ALIMENTARIA
Todos los y las barloventeñas que hemos tenido nuestro abuelas y abuelas, padres y madres agricultores sabemos por experiencia propia que el “conuco” era la base de sustentación familiar. Estos eran una especies de granjas integrales que estaban ubicados en el fondo de la casa con pequeños sembradíos de yuca, ñame, ocumo, frijol, caraota hasta arroz, y las proteínas animales las garantizaban las gallinas y los cochinos, y otras veces la pesca de rio y artesanal del mar, con ese gran reservorio de la laguna de Tacarigua. Luego con el tiempo se avanzo en el cultivo en grandes hectáreas de arroz, caña de azúcar, plátanos. Por supuesto, el cacao, que siempre fue un gran sustento energético nos convirtió en la primera región productora de este rubro a nivel nacional. El conuco garantizaba la seguridad alimentaria para entonces. A partir de los años sesenta del siglo XX, el boom petrolero nos comenzó a afectar, la reforma agraria impulsada por Rómulo Betancourt y los gobiernos sucesivos de la era de la democracia representativa, provocaron una estampida del campo a la ciudad, en vista de la ausencia de créditos, falta de apoyo al campo y el surgimiento del paternalismo estatal. Recuerdo a mis dos abuelas, Lucrecia Evangelista Rada y Trina García, que con sus hijos e hijas a cuesta las levantaron con sostenibilidad agrícola y sin la intervención del paternalismo estatal. Vivían de lo que cultivaban, se alimentaban sanamente de lo que sembraban, comían tan sano que una murió a los 98 años (Trina García) y Lucrecia Rada a los 103 años. No necesitaban fertilizantes venenosos para cultivar la tierra, no necesitaron semilla transgénica para producir la cantidad de alimentos necesarios para la sobrevivencia. Es la sabiduría de origen africano que privo en ellas y que hoy en gran parte se ha perdido ese contacto y dialogo permanente con la naturaleza que incluye un ciclo de cultivo humanizado, con diálogos con la semilla, la flor, el tallo y el desarrollo de las plantas. La tradición agrícola barloventeña debe ser rescatada, comenzando por que cada barloventeñ@ que tenga una ñinguita de tierra comience a enamorarse de ella, sembrando un mínimo de semillas de ciclo corto (3 meses para producir)

POR UN DESARROLLO AGRICOLA BARLOVENTEÑO
En una década del proceso bolivariano, Barlovento ha experimentado algunas propuesta de desarrollo agrícola sin mayores resultados de impacto en cuanto a seguridad alimentaria se refiere. Es así como se intento con el plan Bolívar 2000 El Sistema de Asociaciones Rurales Auto Organizadas (SARAO), con la finalidad de lograr un desarrollo rural integrado. Fuimos seleccionados dentro de los siete eje estratégicos de desarrollo sustentable del país, recuerdan?. Luego llegaron los Fundo Zamoranos, las cooperativas agrícolas, los Centros de Desarrollo endógenos, el proyecto Ciara, en fin todos estos proyecto cargados de buenas intenciones al parecer no dieron con la solución del problema de la seguridad alimentaria y el desarrollo agrícola barloventeño. Tenemos una gran extensión de tierras 4.647 kilómetros cuadrados, los recursos hídricos es unos de los mas importantes de Venezuela, nuestra capa vegetal es riquísima…lo tenemos todo….creo que el problema esencial no ha sido la falta de iniciativa del gobierno sino en manos de quien se han dejado esos proyectos, el problema de gestión, es urgente evaluar porque han fracasado esos proyectos para no reincidir en los errores cometidos. A doce años del proceso Bolivariano ya era para que Barlovento lo tuviese todo, pero no es tarde para recomenzar…..eso esperamos con la misión AGROVENEZUELA.


OPERATIVOS DE PDVSA GAS COMUNAL EN CABUDARE

PDVSA Gas Comunal continúa activando operativos en Cabudare

Cabudare, 21 de Febrero 2011.- Habitantes de las Tunas I y II, además de quienes residen en comunidades adyacentes de la parroquia Agua Viva en Palavecino, fueron beneficiados con la llegado de unas 400 bombonas de Gas Licuado de Petróleo, distribuidas a precio justo y regulado por el Ministerio del Poder Popular para la Energía y Petróleo.
El operativo forma parte del trabajo comunitario que viene realizando PDVSA Gas Comunal/PDV Comunal, en los diferentes municipio del estado Lara. Durante la actividad los asistentes, además de adquirir el Gas Licuado de Petróleo, realizaron la compra de cilindros de 10 kilogramos, con su respectiva conexión.
Para William Arias, residente de las Tunas II, con estas actividades se combate la especulación y el sobreprecio, al respecto expresó: “me parece magnifico este operativo, yo nunca había podido adquirir una bombona, por eso estoy haciendo la compra hoy por primera vez”.
Asimismo, Lim Henríquez, habitante de la localidad Agua Viva, considera: “estas jornadas son muy productivas para el pueblo, nosotros nos estamos beneficiando, gracias al Gobierno que realiza toda esta gestión social”, destacó.
La filial gasífera continúa promoviendo acciones que beneficien al poder popular, para ofrecer una atención oportuna a las familias venezolanas. Estas iniciativas apuntan a la consolidación de la soberanía alimenticia, planteada en las líneas estratégicas del Plan Nacional” Simón Bolívar”


domingo, 27 de febrero de 2011

Lloviznando Cantos - Un 27 de Febrero de 1989

Lloviznando Cantos - Un 27 de Febrero de 1989

Lloviznando Cantos - Un 27 de Febrero de 1989

278 DE FEBRERO:l DÌA EN QUE EL PUEBLO FUE MASACRADO POR RECLAMAR SUS DERECHOS

27F: Día que el pueblo fue masacrado por exigir sus derechos

Conocido como "El Caracazo" el 27 de febrero de 1989, fue el día cuando el pueblo salió a las calles a protestar, en contra del "paquete económico" y fue repelido por las fuerzas de seguridad del Estado con tiros
   
 María de los Ángeles Suárez

1989 caracazo 1.jpg

El pueblo explotó ante tanta injusticia social (Foto: archivo)
caracazo3.jpg

Miles de muertos dejó "El Caracazo", aún no hay una cifra exacta de las víctimas (Foto: archivo)
caracazo-2.jpg

Los venezolanos desesperados salieron a las calles a exigir mayor inclusión (Foto: archivo)
_DSC0129.JPG

La policía subió a los cerros a disparar contra el pueblo (Foto: archivo)
_DSC0140.JPG

El 27 de febrero de 1989 las emergencias de los hospitales colapsaron (Foto: archivo)
_DSC0160.JPG

En la IV república la política de las Fuerzas Armadas y la policial eran "disparar y después averiguar" (Foto: archivo)
_DSC0118.JPG

Por no aceptar las medidas del Fondo Monetario Internacional, los venezolanos fueron "masacrados" (Foto: archivo)
_DSC0210.JPG

Otro de los motivos por los cuales el pueblo llenó las calles fue por el aumento del pasaje (Foto: archivo)
_DSC0194.JPG

Los primeros que protestaron fueron los estudiantes universitarios (Foto: archivo)
_DSC0192.JPG

La persona muerta con más edad, tenía 67 años (Foto: archivo)
_DSC0190.JPG

Los venezolanos el 27F de 1989 realizaron compras nerviosas (Foto: archivo)
_DSC0186.JPG

El pueblo "saqueaba" ya que los alimentos estaban acaparados (Foto: archivo)
_DSC0182.JPG

Los policías y Fuerza Armada no tuvieron compasión por los venezolanos (Foto: archivo)

 
  
 
“Fue lamentable ver la gran cantidad de personas muertas que el 28 de febrero de 1989, fueron recogidas por los médicos forenses de las escaleras de Mesuca en Petare”.
Este es el recuerdo del 27 de febrero de 1989, que permanece en María Milagros Reyes, habitante de Petare, “hace 22 años cuando era una una jovencita de 19, salí al mercado popular de Mesuca en Petare para comprar comida para mi casa, por supuesto allí no había todo lo que buscábamos, cuando de repente vi un alboroto, y presencié cómo la Policía Metropolitana y la Guardia Nacional arremetía contra la gente, fue horrible, nunca pensé que presenciaría algo así”, indicó Reyes.
El 27 de febrero, fue el día en que se evidenció la reacción de un pueblo que estaba cansado de tanta exclusión y que no admitió el “paquete económico”, que impuso en el país el entonces presidente de la República, Carlos Andrés Pérez.
“Ese día me asusté muchísimo porque observé y pude sentir cómo un pueblo hambriento saqueaba lo que no tenía, porque los productos estaban acaparados, no había café, azúcar ni arroz; había era el que es picado, alimento de los animales”, agregó Reyes.

María Milagros Reyes, destacó que actualmente y gracias a las políticas del Presidente de la República Hugo Chávez Frías, sería “imposible” que se repitiera “El Caracazo”, “hoy en día es muy difícil que esto vuelva a ocurrir y todo gracias a la soberanía alimentaria que el presidente Chávez pone al servicio del pueblo, a través de Mercal y Pdval, donde todos los rubros están garantizados”.

El lente que capturó la “masacre” del pueblo

Después de 22 años, el reportero gráfico, Francisco Solórzano “Frasso”, aún no puede olvidar el momento cuando por primera vez, y en el ejercicio de su oficio vio morir a un adolescente, luego de haberlo fotografiado, “murió de un impacto de bala en la cabeza, para mí fue un choque, porque en todos los años que he hecho trabajo de fotografía, el 27 de febrero fue la primera vez que veía a alguien morir asesinado”.
Así es como Frasso, recuerda los hechos de “El Caracazo”, aquel trágico 27 de febrero de 1989, día en el cual murieron miles de venezolanos, que decidieron salir a protestar, por el alza del pasaje y para tratar de “encontrar de alguna forma” los rubros de la cesta básica que estaban acaparados.
“No sale de mi memoria la imagen de cómo asesinaban a miles personas en el barrio 19 de abril, en Petare, sólo por cantar el Himno Nacional”, recordó Frasso con melancolía.
Este reportero gráfico capturó casi 3.000 fotografías de los sucesos del 27 y 28 de febrero de 1989, días de represión militar y policial, que continúan vivos en la memoria de los venezolanos.

Factores que causaron “El Caracazo”

El 16 de febrero de 1989 el recién posesionado presidente de la República Carlos Andrés Pérez, presentó ante el país un programa de ajustes macroeconómicos llamado popularmente “paquete económico”, concebido para generar cambios sustanciales en la economía nacional.
“El Caracazo” fue la expresión popular ante el paquete económico del Gobierno de CAP que establecía la liberación de los precios y de las tasas de interés, aumentos en el precio de la gasolina (en 100%), de las tarifas de electricidad y teléfono (en 50%), así como la eliminación de subsidios y del control de cambio.
Para el historiador y economista, Omar Galíndez, el 27 de febrero de 1989, marca la ruptura de un orden económico, político, social que se venía desarrollando en el país a consecuencia del Pacto de Punto Fijo, que comienza a operar, desde 1959, con el Gobierno de Rómulo Betancourt.
“El paquete económico de Carlos Andrés Pérez, no era más que un modelo norteamericano de desarrollo, impuesto por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Interamericano de desarrollo, que tenía como objetivo convertir a Venezuela en una colonia petrolera”, enfatizó Galíndez.
Asimismo, el historiador Galíndez, precisó que en este fatídico día se evidenció de manera clara lo que era el Gobierno de Pérez, esa democracia que no era tal si no una especie de dictadura resguardada en algunos vicios de legalidad, basada en una constitución que nunca se aplicó como fue la de 1961.

Las cifras
En un artículo del libro 27 de febrero "Cuando la muerte tomó las calles" editado por el Ateneo de Caracas, Roberto Briceño León, en su artículo titulado "Contabilidad de la muerte" (pág. 103) afirma que según dos listas elaboradas por la Morgue de Caracas - tras cotejarlas, porque en ambas había datos repetidos- se supo de un total de 310 personas muertas.
Aclara que "este no es el total de muertos, sino el total de personas sobre las que pudimos obtener información". De estas personas 87.4 %, fueron hombres, es decir, murió una mujer por cada nueve hombres.
La mayoría de las personas que murieron eran jóvenes, ya que la media de edad fue de 27 años. 65.5 por ciento de los muertos tenía menos de 30 años de edad, y 25 por ciento, menor de 21 años de edad.
Entre los más jóvenes destacan 21 personas que tenían menos de quince años: un niño de ocho años, 2 de once años, cuatro de doce años, 5 de trece años, 3 de catorce años y 6 de quince años. Sólo 11 por ciento contaba con más de 40 años. La persona muerta con más edad, tenía 67 años.

Del total de individuos de los cuales se obtuvo información sobre su nacionalidad, 95% eran venezolanos, 3.8 colombianos y 1.1 por ciento dominicanos.
83% de los occisos no tenía antecedentes policiales. Los datos indican que la causa de la muerte en 97.4 por ciento de los casos fue por heridas de armas de fuego.

La Peste

En Venezuela es conocido como "La Peste" el lugar donde se encontró, el 26 de noviembre de 1990, en el Cementerio General del Sur, una fosa común con 72 cuerpos de víctimas de los sucesos de febrero y marzo de 1989.
En ese sitio se supone que están numerosos desaparecidos de aquellos días, así como cuerpos de personas que murieron y no fueron entregados a sus familiares. De los cuerpos exhumados, sólo tres fueron identificados. El resto aún aguarda por un nombre y un entierro digno. Los familiares piensan que la verdad aún debe ser desenterrada, y siguen esperando justicia.

Cristiana Sepultura para las víctimas 

A 22 años de “El Caracazo” este 27 de febrero del 2011, el Gobierno Bolivariano en un acto de justicia social, dará cristiana sepultura a 76 cadáveres, enterrados en bolsas negras en “La Peste”.

Además los cadáveres serán exhumados, para identificar a parte de las víctimas del inolvidable día de “El Caracazo”.
En honor a las víctimas de tan fuerte represión policial por parte del gobierno de Carlos Andrés Pérez, este domingo 27 de febrero del 2011, será develado un busto en el Cementerio General del Sur de Caracas.
A 22 años de esta fecha tan triste en la historia contemporánea de Venezuela, el pueblo espera que nunca más se le violen sus derechos y se le excluya, porque lo que dejó claro “El Caracazo” es que la voluntad del soberano se respeta y nuestro comandante presidente, Hugo Chávez Frías, es el único mandatario que escuchó la voz de millones de personas que durante años fueron explotadas, sometidas y olvidadas y silenciadas, por eso es que ¡No volverán! Y menos luego de un gobierno revolucionario y socialista, donde primero se piensa en los beneficios de los ciudadanos de a pie, que siempre quisieron oportunidades y reconocimientos.
Fotos archivo cortesía de: Francisco Solórzano (Frasso) y Tom Grillo

REVOLUCIONES PACIFICAS



Jon Juanma
Durante estos agitados días no dejamos de oír en prensa, televisión e internet sobre las revoluciones en el Norte de África y Oriente Próximo. Y una de las características que la mayoría de los medios destacan sobre éstas es el componente pacífico de las mismas.
Además del pacifismo de las revueltas, una y otra vez, los medios de comunicación masivos nos transmiten otros aspectos de esa matriz de opinión en la que las revoluciones del siglo XXI aparecen impulsadas por medios como Facebook, Twitter u otras redes sociales mediante el valeroso empeño de líderes periféricos de clase media occidentalizados (léase modernos/buenos). Hombres y mujeres que luchan por lo que tenemos aquí (“democracias” por si no caía en la cuenta) contra malvados y “tercermundistas” déspotas.
 Además, en este relato posmodernista los obreros (léase sucios/molestos/feos) aparecen poco menos que como monos de comparsa, miembros de un conjunto protoarcaico, periférico, anecdótico, casi imposible y en todo caso obsoleto, llamado “clase trabajadora”. Un ingrediente caduco que se empeña en permanecer en la nevera de nuestros días para disgusto de la “progresía” posmodernista. Así que, en definitiva, tenemos revoluciones “limpias” con gente joven derrocando malvados dictadores (que anteayer no lo eran para el “mundo libre”) a través de métodos pacíficos. Visto así, ya casi podríamos visualizar el próximo anuncio de Coca-Cola donde esculturales jóvenes árabes occidentalizados cantarían en una manifestación tipo videoclip de Santana bañados por las burbujas del conocido refresco mientras la voz en off dice en perfecto y seductor árabe: “Rompe con el pasado y saborea tu libertad”. Pero desde una perspectiva crítica, deberíamos preguntarnos si estas revoluciones son verdaderamente pacíficas, y si lo son: ¿Para quién?
 Repasemos los datos que tenemos hasta el día en que escribo estas líneas: más de 345 muertos en Egipto1, 219 muertos en Túnez2, 5 muertos en Marruecos3, 300 muertos en Costa de Marfil4, 12 muertos en Yemén5, 7 muertos en Bahrein6, y de 46 a 62 muertos en Libia según otorguemos mayor credibilidad a Aministía Internacional o Human Right Watch7. Además en otros países como Arabia Saudí, Irán, Argelia, Djibouti o Kuwait, también se están dando fuertes protestas y manifestaciones pero aquí las cifras de víctimas no acaban de ser del todo fiables dado el oscurantismo informativo que existe en muchos de esos regímenes, si bien todo parece indicar, lamentablemente, que lo más probable es que se estén produciendo. Y por supuesto dentro de todo este “paraíso pacifista” hablamos “sólo” de víctimas mortales. Deberíamos añadir los miles de heridos, detenidos y/o torturados8. Entonces al final, ¿tenemos revoluciones pacíficas o violentas?9
 Allá por 1848 los jóvenes Marx y Engels ya lo tenían muy claro. En el Manifiesto escribían que las revoluciones serían violentas, sin ninguna duda. Y no porque los amigos comunistas fueran unos sanguinarios deseosos de colgar empresarios y aristócratas de la copa de un pino (el propio Engels era empresario), sino porque sencillamente entendían que la mayoría de los miembros de las clases dirigentes, los propietarios de los medios de producción, no se dispondrían pacíficamente a devolver con una sonrisa en sus rostros todo aquello que robaron al pueblo tras años de explotación y latrocinio. Robo forjado al amparo de sus leyes derivadas de la propiedad privada y el predominio en el control de las fuerzas coercitivas (Ejército, Polícia, etc). Y todo esto simplemente porque las élites de las clases poseedoras, a diferencia de la mayoría de los miembros del pueblo, sí tienen conciencia de clase todo el tiempo.
 No una vez cada muchos años como el pueblo. Se lo crea usted o no, realizan una lucha de clases todos y cada uno de los días de su existencia para garantizar y aun ampliar su poder en el sistema-mundo en que vivimos. Lo hacen desde las empresas, los juzgados, los parlamentos, las universidades, la televisión, la publicidad, los libros, el cine, etc. Y si en los tiempos de “paz” les da igual condenar a la muerte a millones de personas en el mundo por hambre10 o guerra, ¿de verdad cree que dudarían en pegarle un tiro en la cabeza si usted formara parte de una de esas “turbas” que pusieran en peligro sus intereses?
 Nosotros les importamos menos que nada, y sinceramente considero que ésta es una de las primeras lecciones políticas que deberíamos aprender si queremos actuar seriamente en pro de la emancipación del ser humano. Más allá del seductor contoneo de las sacrosantas banderas nacionales ondeadas bajo la partitura de la alienación colectiva y la danza de los payasos célebres (llamense Alonso, Messi, Shakira o Maldonado), ésta es la primera lección que deberíamos aprender: ellos no creen que usted sea parte de su grupo, ergo ellos no creen en las banderas que muchos de los de abajo besan y ondean reproduciendo una falsa aunque anhelada unidad. Estas telas pintadas ocultan las vergüenzas de una sociedad enfrentada entre los dueños del capital y los esclavos asalariados a duras penas propietarios de sus cuerpos. Humanidad escindida entre los que disfrutan de la mayor parte del producto del trabajo social y aquellos que, para poder si quiera aspirar a tener un techo sobre el que cobijarse o alimentos que echarse a la boca, deben vender la mayor parte del tiempo de su vidas a los expropiadores.
 Y esta infección del pensamiento burgués, del poder dominante, sobre las llamadas “revoluciones pacíficas” arriba con la resaca de la marea postcolonial hasta las fronteras de un país, donde se supone, hay un ejecutivo gobernado por socialistas, como se reconocen (así mismas) las propias autoridades venezolanas. Allí, sorprendentemente, se viene repitiendo una y otra vez que la revolución que acontece en esas tierras es “pacífica”, haciéndole el juego al pensamiento de derecha. ¿“Pacífica” de qué? ¿Pese a haber sido asesinados cientos de luchadores sociales como sindicalistas, abogados, líderes indígenas y populares?11
 Desde luego que la “revolución” ha sido pacífica para la oligarquía venezolana, para los De Abreu, Macedo, Mendoza, Cisneros y compañía. Prueba de ello es que muchos de los que organizaron el golpe de estado en 2002 contra el gobierno de Chávez fueron absueltos de muchos delitos con un Decreto de Amnistía que el mismo Chávez promulgó el 31 de diciembre de 2007 para esos “demócratas de derecha” a pesar del consiguiente escarnio entre las bases revolucionarias. Sin duda, hay que reconocer que la mayoría de esos oligarcas siguen en sus mansiones y con su dinero en los bancos, de un modo harto “pacífico”. Extraña revolución aquella que no es capaz de, por dejadez o falta de convicción, cuando no por cierta connivencia, impedir que a los miembros más combativos del pueblo se les asesine y en cambio, sí garantiza la seguridad jurídica a la élite explotadora. Extraño camino al socialismo, extraña “revolución” la caribeña...
 Extraño pacifismo en todo caso el de todas estas revoluciones. Parece que, al margen de los discursos y la ampulosa retórica, unas muertes cuentan más que otras. Así los 365 asesinados del pueblo egipcio no merecen que se le quite el epíteto de “pacífica” a su principio de revolución, quizás sea porque los violentos de siempre fueron “respetados” y sus amigos de allende los mares también (con sus multimillonarios contratos empresariales). Tengan por seguro que si las cosas se profundizan y el pueblo egipcio consigue forzar a sus gobernantes que renegocien o nacionalicen algún sector de la economía egipcia en manos de multinacionales foráneas, la prensa “libre” occidental comenzará a repetir como una papagaya que la revolución en Egipto se tornó “violenta”.
 No me malinterprete el lector, con este artículo no quiero que crean que abogo por cortarles el cuello a los explotadores o proclamar el culto a la violencia en las revoluciones. Si lo hiciéramos, nos convertiríamos en parte de ellos, ensuciaríamos nuestros sujetos humano-políticos desviándonos del objetivo emancipador y dificultaríamos el ánimo prosocialista de las masas. Más bien lo que sugiero es que las cárceles, abarrotadas de no pocas víctimas sistémicas, sean oxigenadas reduciendo la densidad de presos por m2 con unos pocos hijos de sus madres que actualmente siguen viviendo “pacíficamente” de la explotación y la violencia generalizada. Auténticos criminales que sortean la justicia a golpe de talonario, desde cámaras legislativas y tribunales. Además, por supuesto, tendríamos que reingresar toda su fortuna a las arcas públicas y declarar inoperativas todas sus cuentas extranjeras (en paraísos fiscales y bancos del norte). Porque ya está bien de que se les permita que “pacíficamente” nos vayan matando a todos, millones a millones, de miles a centenas, de centenas a decenas, uno a uno. De muerte lenta o súbita. Ya basta.
 Nosotros sí queremos la paz, ellos nunca la quisieron. Lo que para nosotros es nuestro más excelso sueño, para ellos sólo significa el final de su permanente orgía genocida de cuerpos asalariados sacrificados a cambio de plusvalía. La violencia es su medio y su único remedio; la paz nuestra meta, fuerza y fortaleza. Nuestra bandera siempre ha sido la blanca y debemos garantizar que lo siga siendo hasta el último momento, hasta que no exista otra posibilidad para nuestra supervivencia que teñirla de rojo. Pero la suya es la de la violencia, siempre lo ha sido y siempre lo será mientras existan los explotadores. Dos no bailan si uno no quiere.
 En tiempos de paz y en tiempos de guerra permanecerá la violencia mientras se produzca explotación (estructural, individual, colectiva, etc.), sólo que en las revoluciones, si verdaderamente lo son, la violencia también se vuelve como un boomerang contra los violentos sistémicos de siempre. Por eso no hay nada que les aterre más que una revolución, sinónimo de la posibilidad que tienen, muy de vez en cuando, de encontrar una horma a su zapato.
 Cuando sus medios de comunicación dicen “revoluciones pacíficas” los explotadores anhelan que el pueblo continúe poniendo los cuerpos para contar muertos, explotados, castrados y desempleados. Le prometen reformas, medallas y días “nacionales” en los calendarios de la derrota. Nos aseguran encenderán velas, cantarán himnos a “los mártires de la patria” y todos seguiremos juntos, enmomiados en telas multicolores pintadas por las manos de los esclavos, mientras no dejamos de bailar el vals de los condenados al ritmo que marcan las razones del Mercado.
 Ante las revoluciones, las élites de aquí y de allá nos pedirán por favor, asustados ante el poder inigualable del pueblo unido, que nos dejemos “razonablemente” persuadir para seguir siendo explotados y asesinados en el más pútrido de los silencios, entre la farsa de unas democracias que no lo son y las “razones de Estado”. Rompamos ese enmudecimiento de la dignidad. Hay demasiada sangre derramada, demasiados sacrificios, como para no hacerlo.
 Nosotros queremos la paz y ellos la guerra, no queda otra, no lo elegimos: libremos la última batalla en nombre de la paz.
 Empecemos llamando a las cosas por su nombre.
Es el principio del camino al Socialismo.

CHAVEZ DESDE LA REDOMA DE PETARE

“Quienes causaron esta masacre, hoy me acusan de dictador, esos tiranos más nunca volverán"

"El 27F fue un disparador del 4F de 1992, cuando los militares le respondieron al pueblo mártir de 1989"
  
 Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, se dirigió al pueblo venezolano que se movilizó desde tempranas horas para conmemorar el 27-F “El Caracazo”. 
Desde la redoma de Petare, Chávez saludó a “las barriadas de Petare, heroicas (...) A todos los líderes dirigentes, populares, militares, alcaldes, gobernadores que hoy (domingo) nos acompañan”
Manifestó que "A 22 años de aquel día es importante es que la juventud oiga esas verdades y que no se dejen manipular con la campaña de la mentira”
“Ustedes oyen con mucha frecuencia a dirigentes de la ultraderecha venezolana burlarse de la historia, que a Bolívar hay que dejarlo quieto; pero hay que recordarles que Bolívar no está muerto porque Bolívar vive en el pueblo y hoy está más vivo que nunca el padre Libertador, son ellos los que quisieran que Bolívar estuviera muerto para siempre”, agregó.
Recordó que “hace 22 años ocurrió una verdadera masacre contra un pueblo desarmado, y estos dirigentes de la oposición, hoy los que no quieren hablar del pasado, los que atacan todos los días a la revolución y que conspiran contra ella, son los mismos que ordenaron la masacre un día como hoy hace 22 años”
“Los que causaron esta masacre, hoy me acusan de dictador, esos tiranos que más nunca volverán, más nunca volverán”, reiteró.
“Yo les digo a quienes tratan de alentar esa vía, yo les recomiendo que no se equivoquen porque este mismo pueblo, aunque es alegre, baila y anda con su alegría, también es, el bravo guerrero del ejército de Bolívar”, dijo el Primer Mandatario.
“El pueblo venezolano con su sabiduría milenaria de lucha y de batallas, con el heroísmo que lleva hasta en las vísceras, el pueblo venezolano que recorrió medio continente con Bolívar sembrando de asombro al mundo, llevando su bandera tricolor hasta las cumbres de Ayacucho, derrotando el imperio español desde el Caribe hasta el Potosí, ese pueblo nunca murió , ese pueblo está por dentro de nosotros es un pueblo guerrero, libertador y sabio , sólo que estaba dormido”, detalló.
Recordó que el pueblo venezolano en la IV República fue masacrado y traicionado en innumerables ocasiones, porque era un gobierno títere del imperio norteamericano, que profesaba la pobreza, que es el eje central del capitalismo.
Subrayó que “El 27 de febrero aceleró, fue un disparador, un catalizador, la rebelión del pueblo los impulsó aún más a los militares patriotas y el 4 de febrero del 92, tres años después, nosotros salimos a responderle al pueblo mártir del 27 de febrero de 1989”.
Chávez resaltó que la rebelión popular y la tragedia que ocurrió el 27-F “nada ni nadie la hubiese podido detener”, porque el pueblo clamaba justicia y se moría de hambre, mientras los ricos se hacía más ricos.
“¡Que vivan los mártires del 27 de febrero, que viva la rebelión popular!”, puntualizó el Presidente Chávez.

COMANDANTE CHAVEZ DESDE LA REDOMA DE PETARE

“Quienes causaron esta masacre, hoy me acusan de dictador, esos tiranos más nunca volverán"

"El 27F fue un disparador del 4F de 1992, cuando los militares le respondieron al pueblo mártir de 1989"
  


chavez.jpg

Presidente Chávez conmemoró 27-F junto al pueblo venezolano.

 
  
 
El Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, se dirigió al pueblo venezolano que se movilizó desde tempranas horas para conmemorar el 27-F “El Caracazo”.

Desde la redoma de Petare, Chávez saludó a “las barriadas de Petare, heroicas (...) A todos los líderes dirigentes, populares, militares, alcaldes, gobernadores que hoy (domingo) nos acompañan”

Manifestó que "A 22 años de aquel día es importante es que la juventud oiga esas verdades y que no se dejen manipular con la campaña de la mentira”

“Ustedes oyen con mucha frecuencia a dirigentes de la ultraderecha venezolana burlarse de la historia, que a Bolívar hay que dejarlo quieto; pero hay que recordarles que Bolívar no está muerto porque Bolívar vive en el pueblo y hoy está más vivo que nunca el padre Libertador, son ellos los que quisieran que Bolívar estuviera muerto para siempre”, agregó.

Recordó que “hace 22 años ocurrió una verdadera masacre contra un pueblo desarmado, y estos dirigentes de la oposición, hoy los que no quieren hablar del pasado, los que atacan todos los días a la revolución y que conspiran contra ella, son los mismos que ordenaron la masacre un día como hoy hace 22 años”

“Los que causaron esta masacre, hoy me acusan de dictador, esos tiranos que más nunca volverán, más nunca volverán”, reiteró.

“Yo les digo a quienes tratan de alentar esa vía, yo les recomiendo que no se equivoquen porque este mismo pueblo, aunque es alegre, baila y anda con su alegría, también es, el bravo guerrero del ejército de Bolívar”, dijo el Primer Mandatario.

“El pueblo venezolano con su sabiduría milenaria de lucha y de batallas, con el heroísmo que lleva hasta en las vísceras, el pueblo venezolano que recorrió medio continente con Bolívar sembrando de asombro al mundo, llevando su bandera tricolor hasta las cumbres de Ayacucho, derrotando el imperio español desde el Caribe hasta el Potosí, ese pueblo nunca murió , ese pueblo está por dentro de nosotros es un pueblo guerrero, libertador y sabio , sólo que estaba dormido”, detalló.

Recordó que el pueblo venezolano en la IV República fue masacrado y traicionado en innumerables ocasiones, porque era un gobierno títere del imperio norteamericano, que profesaba la pobreza, que es el eje central del capitalismo.

Subrayó que “El 27 de febrero aceleró, fue un disparador, un catalizador, la rebelión del pueblo los impulsó aún más a los militares patriotas y el 4 de febrero del 92, tres años después, nosotros salimos a responderle al pueblo mártir del 27 de febrero de 1989”.

Chávez resaltó que la rebelión popular y la tragedia que ocurrió el 27-F “nada ni nadie la hubiese podido detener”, porque el pueblo clamaba justicia y se moría de hambre, mientras los ricos se hacía más ricos.

“¡Que vivan los mártires del 27 de febrero, que viva la rebelión popular!”, puntualizó el Presidente Chávez.

22 AÑOS DEL 27 DE FEBRERO

Hoy cuando podemos observar  varias acciones que la oposición viene realizando en todo el país Tales como: el sabotaje de los diputados opositores en las interpelaciones que se realizan en la Asamblea Nacional a los ministros del gobierno nacional, la huelga de hambre de los jóvenes y estudiantes en frente de la Organización de Estados Americanos (OEA), algunas protestas en algunos sectores, urbanizaciones, fabricas. En muchos de los casos pidiendo respeto por los derechos humanos y políticos, así como la libertad  de algunos políticos presos. Y me preguntaban estos señores sufren de alzhéimer, falta de conocimiento, no conocen o no recuerdan nuestro pasado e historia, no han revisado la prensa de hace 15, 20, 30 años y más.
Hoy día tenemos que recordar aquel 27 de Febrero de 1989. Sucesos donde un pueblo explota, manifiesta un descontento que se había venido generando desde hace un tiempo atrás y que no encontró otra forma si no la que se dio en ese momento. Alza de la gasolina, aumento de los pasajes del transporte público,   acaparamiento, la aplicación de un paquete económico neo-liberal. Lo que se empezó a generar en Guarenas, por los lados de Miranda, que llegaría a caracas como un huracán, torbellino que se llevaría por delante todo lo que a su paso se encontrara. Podíamos ver en las calles de los diferentes sectores la rabia de un pueblo que había estado callado por mucho tiempo y que se lanzo a la calle, que tomo por sorpresa a los grandes políticos de la época, los líderes de la democracia, ellos  nunca se imaginaron nada de esto, La CTV órgano defensor de los derechos del trabajadores, supuestamente. Se había vendido a los grandes intereses de la burocracia y empresarios del momento, vendieron a los trabajadores.
En mi caso particular pude observar como el huracán que era aquello se daba en el Márquez, Petare, Palo Verde, el Silencio, San Bernardino y La Pastora. Ya que ese día iniciaba mis labores en el Márquez como a las 10AM y al empezar a observar cómo se partían las botellas en el medio de la calle, la colocación de basura y la falta de transporte me hizo recorrer desde Petare hasta el Silencio, caminando y pude ver y palpar lo que estaba ocurriendo y el enfado de muchas personas. Situación crítica la pude ver casi a las 5PM por los lados de la Av. Universidad y Av. Bolívar, por donde estaba la famosa torre unión y sus inmediaciones donde se daban algunos saqueos y la policía empezaba a reprimir a diestra y siniestra.
No hubo una organización política, no hubo un colectivo, no hubo un líder. Fue una explosión incontrolable que se estaba generando en varias regiones de nuestro país, un sentimiento rebelde ante el jerarca de ese momento el Sr. Carlos Andrés Pérez; quien puso al país de rodilla frente al Fondo Monetario Internacional (FMI), y las grandes transnacionales y el imperio. Vendió su alma al demonio y a su pueblo. La aplicación de medidas anti-populares, medidas que llevaban al país a la esclavitud, lo nuestro no era nuestro era de otro.
Empezó una gran masacre en los diferentes sectores populares de nuestro país, las víctimas eran incontables. El ametrallamiento de edificios, casas, barrios. Dejaban una estela de muerte que hasta la fecha no se sabe el número exacto de víctimas. Cuantos  habían en las fosas comunes, en la peste donde lanzaban los cadáveres sin importar si tenían o no familiares, desapariciones forzadas, cuantas fueron, quienes fueron, donde están.
Hoy en día tenemos unos jóvenes haciendo huelgas de hambre, protestas, reclaman respeto por los derechos humanos y libertad. Será que ellos saben a quienes defienden, será que estos jóvenes saben o recordaran que hubo un 27 de Febrero de 1989 y que muchos de los que fueron participas y responsables son sus tutores y grandes dirigentes. Será que los diputados de la asamblea nacional, que hoy sabotean se recordaran de esos hechos y de que ellos son parte de los culpables y responsable, con qué coño de moral hablan de libertad, de derechos humanos, cuando a ellos en aquellos tiempos de la cuarta les importaba una mierda el sufrir del pobre, el sufrir del pueblo. Ahora les interesa por les ayuda a sacar provechó para su bienestar político, personal y económico, ocupar un curul para sabotear.
Nunca debe repetirse un 27 de Febrero en nuestro país, nunca más una bala de FAL debe atravesar el cuerpo de un niño. Se acuerdan de esa criatura, por San Martín cerca de un centro comercial que murió por un impacto de bala. Ni un anciano, mujer u hombre. De que moral me pude hablar; Julio Borges, Ismael García, María Corina Machado, Marquina y pare usted de contar la miseria  humana que estos llevan por dentro.
Nosotros desde nuestro puesto de lucha, desde nuestras diferentes trincheras tenemos que seguir desean mascarando a los diferentes quintacolumnistas que solo buscan desacreditar la revolución y el socialismo, mucho más haya el comunismo. Tengamos claro que hay: Gobernadores, Alcaldes, Concejales, Diputados, ministros, Vice-Ministros y funcionarios del estado que solo están por estar y que le sabe nada la revolución. Se están enriqueciendo, se están llenando. Hablar de socialismo le da nauseas pero lo hacen por conveniencia. Hay que desenmascararlos y depurar la revolución, aplicación de las 3R.
Para algunos hay que disfrutar el discurso y seguir lineamientos mientras se llenan, pero ni eso porque no hacen los que el presidente les encarga y se separan de las comunidades  y solo las visitan en tiempos de campañas y voto. La mentalidad cuarto republicana sigue encajada en algunos.
La tarea hoy día es enrumbar la revolución por caminos certeros, escuchar la calle, el pueblo, oír las quejas y descontento que hubiera. Detener cualquier intento desestabilizador y de enfrentar al pueblo, enfrentar la idea de quienes pretenden sembrar incertidumbre, desconfianza, anarquía, que solo lo hacen con la finalidad de pescar en rio revuelto, para obtener ganancias personales y políticas. Nunca más otro 27 de Febrero.
Ese 27 de Febrero es un despertar de un gigante dormido, es la acción de un coloso que no tenía conocimiento de lo que era capaz de hacer, que salió a buscar en la calle lo que creyó perdido, lo que pensó no tenia y que quería recuperar algo de dignidad, libertad   aunque fuero por momento. Esta revolución no es perfecta, hay errores, hay fallas. Pero hay que corregir y el pueblo se tiene que seguir organizando, no podemos volver al pasado, hay que construir la nueva patriar.
Luis Alberto Nieto.


viernes, 25 de febrero de 2011

ULTRADERECHA INSISTE EN PEDIR LIBERTAD DE CONDENADO POR HOMICIDIO

Caracas, 24 Febr. AVN .- Lorent Saleh, integrante del movimiento de extrema derecha Juventud Activa Venezuela Unida (Javu), manifestó este jueves que su grupo no descansará hasta lograr la libertad de José Sánchez, alias “Mazuco”, condenado a 19 años de prisión por homicidio intencional calificado con alevosía y privación ilegítima de libertad de Claudio Macías, funcionario de la División de Inteligencia Militar (DIM).
Saleh informó que se mantendrán en los espacios libres del Este de Caracas haciendo vigilias hasta lograr que Sánchez sea liberado.
“Seguimos en los espacios públicos y no vamos a levantarnos hasta materializar nuestros objetivos”, dijo, al tiempo que envió un saludo a su “amigo” Mazuco.
Los militantes de Javu insisten en defender a ciudadanos que incurrieron en la violación de Derechos Humanos, como Iván Simonovis (funcionario de la antigua Policía Técnica Judicial – PTJ), Lázaro Forero y Henry Vivas (comisarios de la PM), condenados el 3 de abril de 2009 a 30 años de prisión, la pena máxima contemplada por la ley penal venezolana, por delitos de lesa humanidad cometidos durante el golpe de Estado de 2002.
Los activistas abogan por Alejandro Peña Esclusa, presidente del grupo fascista UnoAmerica, detenido el 12 de julio de 2010 en su residencia, en Caracas, donde se encontraron aproximadamente 900 gramos de C-4, un explosivo de uso militar, además de 100 cápsulas de detonadores de calor y dos de tipo eléctrico.
Peña Esclusa fue fundador de la secta Tradición, Familia y Propiedad, de corte radical, conservadora y anticomunista, que fue prohibida en Venezuela en 1984 cuando se descubrió que planeaban asesinar al papa Juan Pablo II a su visita al país.Ω

UPEL SEDE CARORA, RINDE HOMENAJE A LA ARTISTA PLASTICA

UPEL sede Carora rindió homenaje a la insigne pintora CHANITA COLOMBO








UNIVERSIDAD PEDAGÓGICA EXPERIMENTAL LIBERTADOR, junto al SUB-PROGRAMA DE MAESTRIA EN ORIENTACION EDUCATIVA, con sede en la ciudad de CARORA, rindió un merecido homenaje a la pintora CHANITA COLOMBO, Por su amplia trayectoria y sus aportes a la cultural del Municipio Torres.








UNIVERSIDAD PEDAGÓGICA EXPERIMENTAL LIBERTADOR, junto al SUB-PROGRAMA DE MAESTRIA EN ORIENTACION EDUCATIVA, con sede en la ciudad de CARORA, rindió un merecido homenaje a la pintora CHANITA COLOMBO, Por su amplia trayectoria y sus aportes a la cultural del Municipio Torres.

Tal actividad fue pautada en las instalaciones del instituto Universitario Mario Briceño Iragorry , donde se presentaron varias de sus obras artísticas , así como parte de sus poesías y todo lo referente a artista, la cual es Fundadora de la Asociación de Pintores Torrenses, se desempeña como facilitadora de pintura en el Ateneo “Guillermo Morón”, en la Escuela de Arte y Oficio “Juancho Querales”, es miembro de la A.V.A.P. Barquisimeto y de la Asociación de Escritores del Estado Lara (ASELA) Barquisimeto.; por lo que todos sus amigos y estudiantes de postgrado en Orientacion se reunieron para brindarle un homenaje con la condecoración universitaria.
En el acto estuvieron presentes las autoridades de la universidad quienes reconocieron a chanita su aporte y su experiencia a la cultura caroreña reconocida por su excelente labor.







GOBIERNO BOLIVARIANO Y CONSEJOS COMUNALES CONSTRUIRAN 1.328 VIVIENDAS EN LARA



Se desarrollarán 60 proyectos como parte del Plan de Transformación Integral del Hábitat (TIH) que impulsa la Revolución Bolivariana


A fin de dar cumplimiento al Proyecto Nacional Simón Bolívar, el Gobierno Bolivariano, a través del Ministerio del Poder Popular para las Comunas y Protección Social, construirá en acción conjunta con los consejos comunales 1328 casas en Lara, para mejorar la calidad de vida de los venezolanos y las venezolanas en materias habitacional y social.
Como parte del despliegue del TIH en todos los municipios del estado Lara, la viceministra de Participación Comunal, Margaud Godoy, manifestó en un recorrido a diversos consejos comunales de Barquisimeto que un total de 60 proyectos serán ejecutados, con una inversión de más de 100 millones de Bolívares Fuertes, que beneficiarán a 1328 familias.
"Todo este proyecto cambia la realidad de vida del venezolano; el pueblo organizado en consejos comunales trabaja por autogestión, es decir, se organiza en Brigadas de Construcción para la elaboración de sus propias casas. Con hechos se materializa el sueño del pueblo de una manera integral, brindándole entre otras cosas la asesoría pertinente para la elaboración de sus proyectos socioproductivos", resaltó Godoy.
Por su parte, María Mendoza, del Consejo Comunal Santa Bárbara, del municipio Jiménez, manifestó: "Gracias al Gobierno Bolivariano me siento feliz, porque tengo 20 años viviendo con mis padres en un rancho de zinc y ahora tendré un hogar sano y digno para mis tres hijos, convirtiéndose mi esposo en el maestro de obra de nuestra propia casa".
Asimismo, expresó Mendoza con lágrimas en sus ojos: "Mi comunidad tiene más de 30 años padeciendo de problemas habitacionales, los gobiernos anteriores jamás nos tomaron en cuenta, desde hace 12 años el Poder Popular es el verdadero protagonista de esta revolución que lidera Chávez y nuestros hijos son la semilla de la Patria Nueva".

Prensa inces Lara

 9 años del vil y cobarde secuestro, tortura y asesinato de Engel Alexander Ernesto y Fabricio Douglas Iván Pérez Heredia Hoy 29 d...