martes, 22 de febrero de 2011

PDVSA GAS COMUNAL ADQUIERE PLANTA DE LLENADO FILIGAS



bombonas.jpg

Se garantiza el cilindro de forma oportuna, segura y a precio justo.
A fin de mejorar la distribución y servicio de gas en Guárico, Pdvsa Gas Comunal amplía su red de llenado de bombonas con la adquisición de FiliGas ubicada en la zona rural de La Pereña, vía El Socorro-Valle de la Pascua.
En el acto estuvo presente Miguel Rodríguez, presidente de PDVSA Gas Comunal, en conjunto con la familia Armas, antiguos propietarios de la misma, quienes rodeados por la fuerza laboral de la planta, izaron la bandera y entonaron las gloriosas notas del himno nacional para dar inicio a la toma, tanto administrativa como operativa de la empresa.
Acciones como estas han permitido al Gobierno Nacional tomar decisiones en función de adecuar las instalaciones, mejorar los beneficios laborales y lo más importante asegurar inversiones que vayan en pro de brindar el suministro oportuno del gas a todas las familias venezolanas.
Según lo anunció Rodríguez, las negociaciones se hicieron de la mejor manera manteniendo como objetivo llevar el cilindro de forma oportuna, segura y a precio justo, “acciones como estas demuestran que venimos trabajando en pro del pueblo venezolano y en virtud de desmontar el negocio que maneja la empresa privada en la prestación del servicio del gas doméstico”.
En este sentido, PDVSA Gas Comunal fortalece el suministro de bombonas en esta planta, con la incorporación de más de 2000 cilindros, 11 camiones para la distribución y la proyección de mejorar las instalaciones de trabajo y plataforma de llenado para garantizar el servicio.
También los trabajadores bautizaron la planta con el nombre de Leonardo Infante, venezolano combatiente de la independencia de Latinoamérica. Justo después del acto se activaron con la tarea de darle salida a los camiones para llevar el gas hasta la parroquia Zaraza.
De esta manera, PDVSA Gas Comunal continua trabajando para combatir la especulación y atender de la mejor forma las rutas de distribución a cada rincón venezolano con el mismo precio y con la periodicidad que el pueblo merece para que en revolución se le brinde un servicio digno a la gente.