lunes, 31 de diciembre de 2018

Intento fallido de saboteo a la planta de llenado Yagua de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa)
En horas de la madrugada de este lunes fue repelido un intento fallido de saboteo a la planta de llenado Yagua de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa), en el estado Carabobo, informó el ministro para Petróleo y presidente de Pdvsa, Manuel Quevedo, en contacto via telefónica con VTV.

Quevedo precisó que el ataque fue neutralizado por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) y forma parte de los planes terroristas denunciados por el Ejecutivo Nacional, que buscan alterar la paz del país.

"Debemos informar desde Pdvsa a todo el país, un lamentable incidente, en el cual se pretendía sabotear las instalaciones de una de las plantas de llenado de la empresa. La planta de llenado de Yagua, en el estado Carabobo. Esta planta abastece a toda la región central del país", manifestó.

"El intento de saboteo fue frustrado gracias al despliegue de seguridad en las instalaciones que mantiene la Fuerza Armada Nacional Bolivariana para constrarrestar el plan. Un plan que hemos venido denunciando y que ha pretendido afectar la distribución de combustible en el país", expresó.

Quevedo precisó que a la planta ingresaron sujetos armados quienes atacaron a los funcionarios que resguardan las instalaciones de la planta, y tras un enfrentamientos fueron abatidas dos personas, uno ya identificado y el otro sin identificación.
La imagen puede contener: 3 personas, personas sonriendo

Sadam Hussein fue asesinado en la horca, en sentencia impulsada por #EEUU en 2006 Tres años antes Irak fue invadida con el pretexto de que tenía armas de destrucción masiva Estamos en 2018, nunca se hallaron las armas e #Irak sigue en profunda crisis 

Los perniles en Venezuela...

¿qué fue lo que falló esta vez?

CAPTURADOS 3 GUARDIAS NACIONALES Y 3 CIVILES POR ROBO DE PERNIL, CARNE Y POLLO
Este viernes el Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro de la Guardia Nacional Bolivariana (Conas) frustró el robo de de pernil, pollo, carne y otros productos Claps en Pdval-Maturín, ubicados en el Centro de Acopio Los Silos
Civiles ingresaron al lugar en complicidad con los oficiales que prestaban servicio de resguardo en la instalación
De acuerdo al portal web Noticiascol , violentaron previamente los precintos de seguridad de los contenedores de pernil, pollo, carne y otros productos Claps para luego transportarlos fuera del lugar en un vehículo particular. Siendo detenidos justo al momento en que se disponían hacer el traslado.
Los sujetos, quienes ya se encuentran a la orden del Ministerio Público, fueron identificados como: Fredery Johan Terán Graffe (sargento primero), Ángel David Medina Gómez (sargento segundo), Víctor Manuel Coronado Díaz (sargento segundo), Omar Andrés Farías Brazón, Gabriel Josué Gamardo Córdova y Grexon José Salazar Padrino.

domingo, 30 de diciembre de 2018

Argentina, un país generoso para con Macri

LA SEMANA POLITICA

Si fuera por los indicadores de la economía, Mauricio Macri no tendría ninguna chance de reelección. Como Argentina es un país generoso, e intervienen variables políticas, esa hipótesis tan negativa no puede descartarse.
SERGIO ORTIZ
Empecemos por una nota de color que tiene que ver con el título de esta Semana Política. El presidente descansa en Villa la Angostura por tres semanas, con lo que redondeará un promedio de 40 días de vacaciones anuales en su gobierno. Como éste se ha caracterizado por los ajustes contra el bienestar de la mayoría y un endeudamiento serial, ese “dolce far niente” debería ser duramente penalizado por las víctimas de la administración del holgazán.
Sin embargo, por cierto adormecimiento político, la protección mediática y las fiestas, aquella vagancia ha merecido críticas menores como cuando aparecieron las fotos duranbarbescas del veraneante comprando aceitunas en un supermercado.
Los datos de la economía son todos para el aplazo gubernamental.
Por ejemplo, la caída de la actividad 4 por ciento en octubre, completando un ciclo de diez meses para atrás que pinta un panorama recesivo para todo 2018 de más del 2 por ciento. Así hay Producto Bruto Interno que alcance, por más que la bruta propaganda del PRO pinte un panorama positivo a partir del segundo trimestre del año próximo. Esas promesas suenan a “brotes verdes” que fueron pajonales incendiados en 2017 y 2018. O al famoso “segundo semestre” que repitió las malas notas del primero…
¡Cómo será de penosa la situación de los trabajadores que los burócratas mayores de Azopardo 802 rompieron su silencio y pidieron una actualización del Salario Mínimo, Vital y Móvil!
La última vez que Jorge Triaca lo retocó por decisión unilateral fue en agosto pasado, decretando un minúsculo 25 por ciento en cuotas. Eso hará que recién en junio de 2019 el SMVM llegue a 12.500 pesos, menos de lo que cuesta hoy la mitad de la canasta básica para una familia tipo.
Y lejos de atender a esa tan amable solicitud cegetista, el ministro de la Producción, Dante Sica, ha respondido que en 2019 volverá a la carga con la reforma laboral. La visión criminal de “los de arriba” asegura que “los de abajo” ganan un salario alto, con demasiadas protecciones legales. Y que éstas deben ser desarmadas para que Argentina “tenga competitividad”. En el colmo del cinismo, Sica afirmó que la reforma irámás en beneficio de los trabajadores que de los empresarios.
El caso de Sica demuestra que los “economistas y consultoras independientes” (sic) son meras antesalas de ministerios y secretarías. Su consultora Abeceb lo llevó a ser secretario de Industria de Duhalde en 2002 y ahora ministro de la Producción de Macri. Su web hace propaganda: “Nuestros servicios se apoyan en cuatro pilares: Diagnósticos sectoriales, Estudios de mercado, Evaluación de oportunidades de inversión y Estrategias de negocio”. ¿Y quiere hacernos creer que su reforma laboral será favorable a los trabajadores? Andá…
La pesada herencia.
Uno de los precandidatos kirchneristas a la presidencia, Agustín Rossi, en declaraciones formuladas la semana pasada y en tren de diferenciarse del gobierno, aseguró que si es presidente no se la pasará denunciando “la pesada herencia”.
La demagogia electoral es mala consejera, incluso para un diputado valorable como el santafesino. El suyo es un serio error, porque la pesada herencia que Macri dejará al país, gane o pierda los comicios, hará necesario algo más que criticar por los medios esa mochila de plomo. Además de eso, para que todo el pueblo tome conciencia, habrá que tomar medidas concretas para mejorar los ingresos, atacar la inflación, la deuda externa, la concentración monopólica, el parasitismo financiero, el achicamiento del Estado y un largo etcétera.
Ajeno a esas críticas, el presidente sigue empujando al país hacia el precipicio, por ejemplo con la toma de deuda. Además de la que contrajo desde que asumió, sigue en marcha el endeudamiento por 57.000 millones de dólares con el FMI, de los que en estos días se recibieron 7.600 millones. El objetivo alegado es robustecer las reservas del Central, pero en la práctica sirven para asegurar los pagos de la deuda y la fuga de capitales.
Y como el circuito de endeudamiento exterior se viene cortando, a medida que llegó a 833 puntos el índice de riesgo país medido por el JP Morgan, entonces Cambiemos echó mano del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses. Le hicieron comprar letras del Tesoro a la Anses por 86.000 millones de pesos, suscriptas por un año, con el verso de que así el fondo de los jubilados hará un buen negocio.
Si ese endeudamiento lo hubiera decidido Cristina Kirchner habría habido una campaña feroz de desestabilización y golpismo. Si fue fácil acusarlo de sospechosa del asesinato del fiscal Nisman, suicidado, imagínense lo fácil que hubiera sido denunciar “el robo K de la plata de los abuelos”. Como lo hizo Macri, todo tiene un manto de comprensión y sordina, aún cuando los jubilados, al margen de ese pésimo “negocio”, han perdido 15 por ciento frente a la inflación, a noviembre de 2018. Eso fue por el uso de la fórmula de recálculo de actualizaciones introducida por la reforma macrista de diciembre pasado.
Aunque las cosas están a la vista de todos, los ministros insisten en echar las culpas de los aumentos de tarifas a la “pesada herencia”. Lo hizo otra vez Gustavo Dietrich, de Transporte, al informar de los aumentos del transporte (40 por ciento), gas (35), agua (44) y luz (55), que irán pegando duro pero en cuotas, como para el dolor no convierta en rabia y ésta en rebelión.
Así la pauta inflacionaria para 2019, del 23 por ciento, se convierte en otra burla del macrismo. El holgazán hace pito catalán desde Villa la Angostura y cambió a Iguacel por Lopetegui, como si así los afectados bajaran el nivel de indignación.
Pueden ser tres.
Así y todo, con tantos desastres verificados en el área económica y política, al punto de haber tenido que cambiar diez ministros y secretarios en 2018, el macrismo sueña con la reelección. Hasta ahora ese sueño no es delirio porque cuenta con dos elementos a su favor, insuficientes pero reales.
Uno es que el 30 por ciento de su núcleo duro está dispuesto a tragar sapos y volver a meter esa boleta, aunque no vuelen los globos amarillos como en 2015.
El otro es que la oposición tiene sólo una referente de mucho peso, la expresidenta CFK, pero muy limada en su imagen por los medios concentrados, las causas de Bonadío y el fuego amigo-enemigo de Miguel Pichetto y otros referentes del PJ. Esta circunstancia también puede ser explotada por MM, para lidiar con alguien que tiene mucha prensa en contra y muchos enemigos en el peronismo, sin disminuir el peso de muchos errores de Cristina como política y ex mandataria.
Macri cuenta con otra ventaja. Todo su equipo y muchos de sus votantes tienen claro y asumido que él será el candidato, aún cuando esa ventaja esté amortiguada por la cantidad de yerros cometidos y el tendal de mal heridos por el impiadoso ajuste. De todos modos, saben quién juega y para quién: los ricos, para los ricos. No hay misterio allí. Y se conoce que el plan de gobierno para el siguiente cuatrienio es básicamente el del primer mandato, posiblemente con un margen mayor de inversiones extranjeras y nacionales si lograra disipar las dudas de la reelección.
Los referentes de la oposición, en cambio, viven miserablemente en un campo fértil que ninguno de ellos sembró ni regó ni cosechó.
Nadan en un mar de posibles votos porque son reales el desencanto y críticas de buena parte de la población hacia Macri. A veces los más ingenuos de 2015 son los más indignados de hoy, en otros casos están con bronca pero guardan un silencio culposo, aunque igual podrían votar a un candidato o candidata opositora. El tema es a quién.
Hoy por hoy se dibujan dos campos en la oposición, con una tercera opción menor que puede terminar orbitando alrededor de una de las dos anteriores (radicales disconformes, socialistas santafesinos y otros, que serían socios de Sergio Massa).
Las dos variantes son conocidas. En un rincón Cristina y sus aliados de Unidad Ciudadana y parte del Partido Justicialista presidido por José L. Gioja. En el otro la “banda de los cuatro” (no se enojen, uso la expresión china respecto al grupo de la viuda de Mao en 1976), de Massa, Pichetto, Juan Schiaretti y Juan M. Urtubey.
Aunque en ambos bandos algunos integrantes admitirían una confluencia, con o sin PASO, también los hay que no quieren esa unidad, ni ebrios ni abstemios, ni dormidos ni despiertos. Por eso lo más probable es que el resultado final sean dos fórmulas diferentes de la oposición, cuando en agosto próximo se elijan los candidatos.
Esa fractura opositora le dará algo más de precario oxígeno al actual presidente, aunque no significa que automáticamente determine su victoria. Nada que ver. Hay que recordar bien lo sucedido en 2015. También allí hubo tres fuerzas, dos de ellas opositoras, que fueron por separado, y una de ellas, Cambiemos, llegó al balotaje y terminó venciendo. Esa victoria fue trágica. ¿Quién dice que en 2019 la historia no pueda repetirse como comedia, con una fuerza realmente opositora ganando en segunda vuelta?
Finalmente lo descubrí: El “patriota cooperante” del que tanto nos hablaba Diosdado es María Corina Machado

Finalmente lo descubrí: El “patriota cooperante” del que tanto nos hablaba Diosdado es María Corina Machado

Realmente si no lo veo con mis propios ojos no lo creería, pero recientemente pude leer un tuit de la propia María Corina Machado, donde esta venezolana de “fina estampa” reconocía la labor del Patrullero Oceánico Kariña, a propósito de su intercepción de dos buques contratados por la Exxon Mobil (uno de ellos de prospección sísmica) que se encontraban realizando exploraciones en aguas del mar territorial del Esequibo, territorio en disputa entre Guyana y Venezuela.
Si no me creen, procedo a adjuntar en este artículo la imagen que circulo con el referido tuit en cuestión, para que se convenzan que no les estoy mamando gallo. Incluso podrá ver la hora y fecha del mismo.
En la oposición venezolana se formulan la siguiente pregunta: ¿Qué le pasò a la come chicharrón con pelos? Pero de allí mismo le responden: “Debe ser que por estos días se está tomando el Prozac y los niveles de serotonina los tiene nivelados”.
Pero si observamos con mayor detenimiento, esto de la coordinadora de Vente Venezuela y de Soy Venezuela tiene su truco, no le pidamos muchas peras al horno como diría el filósofo del Zulia, el inefable Manuel Rosales.
No olvidemos, como nos lo indicó en algún muro de Facebook el apreciado Ennio Dimarcantonio, que la vieja oligarca (de fina estampa agregaría yo), en su fantasía cuasi erótica de ser la primera Presidenta (no de la República si no de la colonia que ella piensa administrar y entregarle a los gringos). Y antes de entregársela a sus amos, debe asegurarse que nadie pueda hacer negocios con Venezuela, y mucho menos los “negritos” de la República Coorperativa (y Socialista de paso) de Guyana.
Para eso, nuestra gloriosa Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) si le sirve, y no precisamente para defender nuestra soberanía, sino para defender lo que ella y su delirante grupo de amigos, considera su negocio.
Por eso es que digo, el camarada Diosdado Cabello siempre nos lo dijo y tenía razón, el “patriota cooperante” que siempre tuvimos por los lados de la oposición es MariCori. Por eso sus reiteradas invitaciones a esta “camarada” al prestigioso programa del “ojos bonitos” de la Revoluciòn Bolivariana”.
No obstante, y por si acaso, hagámosle caso a la advertencia que de igual modo nos hace Dimarcantonio, de que tengamos cuidado en un día como hoy, porque no sea que esta acción de esta “camarada” forme parte de su acto en el marco de la conmemoración del día de los “inocentes”, y que días después comience a “retractarse” o “desmentirse” apenas Trump y su régimen le de la orden.
Hoy aunque estemos un poco a la defensiva y a riesgo de que no me crean, no cayeron por inocentes.
¡Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!
¡Hasta la Victoria Siempre!
¡Independencia y Patria Socialista!
¡Viviremos y Venceremos!
*Abogado,Activista por los Derhttp://juanmartorano.blogspo. com /http://juanmartorano.w).jmartoranoster@gmail.com . @juanmartorano (Cuenta en Tuiter)
Diciembre 30, 1958
Muere en combate Roberto Rodríguez Fernández...."EL VAQUERITO",
Jefe del Escuadrón Suicida de "La Columna Ocho Ciro Redondo". Sucedió a pocas horas de la victoria, en la batalla de Santa Clara, de un balazo en la cabeza, cayó El VAQUERITO, tenía 23 años.
El Che resumió su dolor en una frase...."ME HAN MATADO CIEN HOMBRES".Recibió su alias de "Vaquerito" debido a unas botas mexicanas que recibió de Celia Sanchez al llegar al campamento guerrillero y por su sombrero de campesino, se destacaba además por sus ocurrencias y humor constante.
El 30 de diciembre de 1958 cayó en combate durante la Batalla de Santa Clara. Había recibido la orden de atacar con sólo 24 hombres la estación de Policía de la ciudad, donde había más de 300 hombres bien equipados, apoyados por tanquetas y avionetas.
Pasando de casa en casa por huecos abiertos en las paredes, logró llegar a una posición muy avanzada en un techo cercano a unos cincuenta metros de la estación de Policía y desde allí, disparaba de pie su fusil Garand. En el intenso tiroteo, una bala lo alcanzó en la cabeza y cayó mortalmente herido. Casi sin vida lo llevaron de inmediato a la Comandancia de las fuerzas rebeldes y allí murió.
Al conocer que habían matado al capitán del Pelotón Suicida, el comandante Ernesto Guevara exclamó:
“Me han matado cien hombres”
Esta frase se esculpió sobre su primera tumba. Guevara ordenó darle sepultura en Placetas, zona ya liberada y donde, bajo el hostigamiento de aviones enemigos, algunos de sus compañeros y el pueblo le tributaron un sencillo homenaje.
La jefatura de policía que atacaba al morir fue transformada en una escuela que lleva el nombre de «El Vaquerito». Desde diciembre del 2009 sus restos se encuentran con los demás caídos durante la Guerra de Liberación en el Mausoleo dedicado al Frente de Las Villas, muy cerca de donde descansan los restos del Comandante Ernesto Guevara y sus compañeros de la guerrilla boliviana..
"El Pelotón Suicida era un ejemplo de moral revolucionaria y a ese solo iban voluntarios escogidos. Sin embargo, cada vez que un hombre moría, y eso ocurría en cada combate, al hacerse la designación del nuevo aspirante los desechados realizaban escenas de dolor que llegaban hasta el llanto. Era curioso ver los curtidos y nobles guerreros mostrando su juventud en el despecho de unas lágrimas, por no tener el honor de estar en el primer lugar de combate y muerte".
Ernesto Guevara de la Serna. Nota : editado de la publicacion original de .Marissa Segova..

*MEMORIA COLECTIVA EN PELIGRO*

*MEMORIA COLECTIVA EN PELIGRO*
Numa Molína S.J
Creo que hoy los cañones mediáticos están apuntando más a la memoria del pueblo que a la esperanza, porque borrando la memoria nos destruyen la esperanza. Una expresión común en muchos compatriotas es que “la Revolución lo que ha traído es hambre y dolor al pueblo”.
Eso lo siento inclusive de compañeras y compañeros que se confiesan chavistas.
¿Qué ha pasado allí? *Nos han borrado la memoria de veinte años*.
Olvidamos en el estado paupérrimo que se encontraba Venezuela hasta 1998. Recuerdo que lo primero que llegó como viento fresco a las comunidades más deprimidas fue el Plan “BOLIVAR 2000”. Ejército atendiendo al pueblo, pintando escuelas, recuperando canchas deportivas, etc.
Olvidamos que se comenzó a valorar lo nuestro. Había llegado a Miraflores un Presidente hijo del pueblo que sabía de sufrimientos. Cuánta lucha junta, después y cuántas agresión a la Revolución Bolivariana.
Ley de tierras y de pesca fueron el detonante que tocó de modo directo los intereses de grandes grupos económicos que se habían enriquecido a costa de la renta petrolera.
Nos borraron la imagen de los de la tercera edad atropellados por los cuerpos de seguridad con agua a alta presión. Los bachilleres sin cupo haciendo huelga de hambre a las puertas de las universidades sin que nadie los escuchara.
Recuerdo la famosa PINA o prueba interna que aplicaba la UCV entre otras. Concursaban cinco mil bachilleres pagando onerosas sumad y admitían 300. De el dinero recaudado nadie rendía cuentas.
Cada vez que llegaban las lluvias los pobres eran noticia de sucesos y se publicaba el número de ranchos que se venían abajo y los damnificados iban a otra parte de la periferia a seguir engrosando la miseria de las grandes ciudades.
Médico en el barrio? Imposible, nuestros médicos eran formados en las escuelas de medicina para hacer dinero.
Cada año los paros en educación básica y media estaban a la orden del día y los estudiantes terminaban el año escolar a medias.
Amigo lector el resto lo dejo a ti, escribe todo lo que en esa época era considerado casi normal en medio de la miseria. Piensa por un instante todo lo que hemos logrado en estos 20 años a pesar de tanta guerra del imperialismo junto a sus cómplices internos. Dónde fuéramos en crecimiento humano si no fuera por la intromisión descarada del imperio y la connivencia de una oposición tan miserable que nos ha llevado directo a este caos.
Es la oposición la culpable de toda la crisis, pero de modo primario nos han puesto el tango y lo hemos bailado. Y de modo estúpido seguimos repitiendo sin inteligencia lo que los enemigos nos piden repetir hasta creer que es verdad. Muy atentos, nuestra memoria como pueblo acompañada de bloqueo y sanciones, está siendo víctima de una campaña de borrado.
*Nos han robado la memoria o nos la quieren robar*. Un pueblo que olvida su historia está condenado a repetir los errores que lo oprimieron en otro tiempo. Me niego a hacer el papel de tonto útil repitiendo como loro que los Veinte años de Revolución no han servido para nada. Eso es lo que los enemigos de la Patria nos quieren vender. Una vez que nos hayan robado la memoria ya estamos amaestrados para agredir la Patria, robar a nuestros propios hermanos, extraer los productos y así, prostituidos terminamos echando el morral al hombro para irnos a buscar futuro a países tradicionalmente de inmigración creyendo encontrar allí el sueño americano.
Numa Molina SJ
Por el Socialismo luchamos, que es hacerlo por la Patria , por la Humanidad.
Convencidos de que somos convocados una vez más, como dijo el Libertador en la Arenga de Junín, "a completar la obra más grande que el cielo ha encomendado a los hombres: la de salvar un mundo entero de la esclavitud".
Contamos con el legado del comandante y del liderazgo de Maduro, de nosotr@s sus hij@s, un pueblo guerrero, que se crece en las dificultades, heredero y paridor de Bolívar, Zamora, Fabricio, Chávez, vencedor en abril y diciembre, no hay excusa para no triunfar.
El imperio y sus lacayos deben saber que están agrediendo a todo un Continente, las fronteras serán las fronteras de Bolívar, las de San Martín, las de Petión, las del Ché, serán las de la libertad, las de la dignidad del Continente.

“Estados Unidos prepara una guerra entre ‎latinoamericanos‎”.
por elcaminantehn · diciembre 29, 2018
Los partidarios de la doctrina Cebrowski van moviendo sus peones. Si ‎se ven obligados a renunciar a sus guerras en el Medio Oriente ampliado, las llevarán ‎a la Cuenca del Caribe.
El Pentágono está planificando el asesinato de un jefe ‎de Estado electo democráticamente, así como la ruina de su país, y está tratando de socavar la ‎unidad de Latinoamérica. ‎
John Bolton, hoy consejero de seguridad nacional de Estados Unidos, ha reactivado el ‎proyecto del Pentágono para la destrucción de los Estados en los países de la Cuenca del Caribe. ‎
A raíz de los atentados del 11 de septiembre de 2001, el entonces secretario de Defensa ‎estadounidense, Donald Rumsfeld, creó una Oficina de Transformación de la Fuerza (Office of ‎Force Transformation) y designó al almirante Arthur Cebrowski para dirigirla.
El almirante y ‎su Oficina tendrían como misión adaptar las fuerzas armadas de Estados Unidos a su nueva ‎misión en tiempos de globalización financiera. Se trataba de cambiar la cultura militar ‎estadounidense para emprender la destrucción de las estructuras de los Estados en los países de ‎las regiones no conectadas a la economía globalizada. ‎
La primera parte de ese plan fue sembrar el caos en el «Medio Oriente ampliado» o «Gran ‎Medio Oriente». La segunda etapa debía ser hacer lo mismo en la «Cuenca del Caribe». ‎El plan preveía la destrucción de una veintena de países insulares o con costas en el Mar Caribe, ‎exceptuando sólo Colombia, México y, de ser posible, algunos territorios británicos, ‎estadounidenses, franceses y holandeses en esa región. ‎
En el momento de su llegada a la Casa Blanca, el presidente Donald Trump se opuso al plan ‎Cebrowski. Como podemos ver, al cabo de 2 años Trump ha logrado solamente prohibir que el ‎Pentágono y la OTAN dotaran de un Estado (el Califato) a los grupos terroristas que les sirven de ‎herramienta, pero sin lograr por ello que renunciasen a seguir manipulando el terrorismo. Si bien ‎Trump ha logrado reducir la tensión en el Gran Medio Oriente, también es cierto que las guerras ‎no han cesado en esa parte del mundo, aunque han perdido intensidad. ‎
En cuanto a la Cuenca del Caribe, Trump ha puesto límites al Pentágono al prohibirle toda ‎operación militar directa. ‎
En mayo de 2018, la periodista argentina Stella Calloni sacaba a la luz una nota del almirante Kurt ‎Tidd, comandante en jefe del SouthCom –el “Comando Sur” tristemente célebre en ‎Latinoamérica. En aquel documento, el jefe del “Comando Sur” estadounidense exponía abiertamente los medios ‎desplegados contra Venezuela. ‎
Otra intentona desestabilizadora se desarrolla simultáneamente contra Nicaragua y la tercera, ‎que sería más bien la primera, comenzó hace medio siglo contra Cuba. ‎
Varios análisis anteriores nos llevaron a la conclusión de que la desestabilización de Venezuela, ‎iniciada con las llamadas guarimbas, continuada con el intento de golpe de Estado del 12 de ‎febrero de 2015 (Operación Jericó) y con los posteriores ataques contra la moneda venezolana y la organización de una ‎emigración masiva, estaba llamada a desembocar en la realización de operaciones militares desde Brasil, ‎Colombia y Guyana. En agosto de 2017, Estados Unidos y sus aliados incluso organizaron ‎maniobras multinacionales con traslado de tropas. La próxima llegada al poder en Brasilia –en febrero ‎de 2019– del proisraelí Jair Bolsonaro puede llegar a hacer posible esa previsión. ‎
En efecto, el próximo vicepresidente de Brasil será el general Hamilton Mourao, cuyo padre tuvo ‎un papel importante en el golpe de Estado proestadounidense de 1964. El propio Hamilton ‎Mourao ya se había destacado por sus declaraciones contra los presidentes Lula Da Silva y Dilma ‎Roussef. En 2017, Mourao había declarado –en nombre de la logia Gran Oriente de Brasil– que ‎ya era hora de dar un nuevo golpe de Estado militar. Ahora, este personaje va a convertirse en ‎vicepresidente de Brasil, como acompañante del presidente electo Bolsonaro. Y en una entrevista ‎concedida a la revista Piaui, no se le ocurrió nada mejor que anunciar el próximo ‎derrocamiento del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y el despliegue en ese país de una ‎fuerza de «paz» brasileña. Ante la gravedad de esas palabras de su ya designado vicepresidente, ‎el presidente electo Bolsonaro se apresuró a rectificar, asegurando que nadie quiere guerra ‎con nadie y que su vicepresidente hablaba demasiado. ‎
En todo caso, en una conferencia de prensa realizada en Caracas el 12 de diciembre de 2018, ‎el presidente Maduro reveló que el consejero de seguridad nacional estadounidense John Bolton ‎está a cargo de la coordinación entre el equipo del presidente de Colombia, Iván Duque, y el ‎equipo del vicepresidente brasileño. ‎
Denunció también que un grupo de 734 mercenarios se entrena actualmente en Tona (Colombia) ‎para disfrazarse con uniformes venezolanos y perpetrar un ataque contra instalaciones militares ‎colombianas, lo cual crearía el pretexto para una guerra de Colombia contra Venezuela. ‎El ataque de los falsos militares venezolanos se desarrollaría bajo las órdenes del ex coronel ‎Oswaldo Valentín García Palomo, actualmente reclamado por la justicia venezolana como uno de ‎los implicados en el intento de magnicidio dirigido contra el presidente Maduro el 4 de agosto ‎de 2018, durante el aniversario de la Guardia Nacional de Venezuela.
El grupo de mercenarios ‎que está entrenándose en Colombia cuenta con el apoyo de unidades de las fuerzas especiales de ‎Estados Unidos estacionadas en las bases militares estadounidenses de Tolemaida (Colombia) y ‎Eglin (Florida, Estados Unidos). El plan estadounidense incluye la toma por asalto, desde el inicio ‎del conflicto, de 3 bases militares venezolanas en las regiones de Palo Negro, Puerto Cabello y ‎Barcelona. ‎
El consejo de seguridad nacional estadounidense está tratando de convencer a varios países para ‎que no reconozcan el segundo mandato presidencial de Nicolás Maduro, quien fue reelecto en ‎mayo de 2018 y debería iniciar su nuevo mandato el próximo 10 de enero. Es con ese objetivo que ‎los países miembros del “Grupo de Lima” cuestionaron la legalidad de la elección presidencial ‎venezolana, incluso antes de su realización, y prohibieron –por cierto, ilegalmente– la realización ‎del sufragio en los consulados de Venezuela. ‎
Al mismo tiempo, la supuesta crisis migratoria es una superchería más dado el hecho que muchos ‎de los venezolanos que salieron de su país creyendo que encontrarían fácilmente trabajo en los ‎países vecinos ahora, ya desengañados, están tratando de regresar a Venezuela. Pero los países ‎miembros del “Grupo de Lima” les impiden hacerlo, utilizando para ello maniobras tan bajas ‎como prohibir el uso de su espacio aéreo a los aviones fletados por el gobierno de Venezuela para ‎repatriar a esos venezolanos y prohibiendo que crucen sus fronteras los autobuses enviados con el ‎mismo objetivo. ‎
Ejemplo de esto último es el hecho que Venezuela y Nicaragua, dos países que gozaban de una ‎imagen internacional positiva, han pasado a ser considerados –erróneamente y en sólo 5 años– ‎como «Estados fallidos». ‎
En el caso de Nicaragua, nadie se atreve aún a tratar de reescribir la historia de los sandinistas ‎nicaragüenses ni de su lucha contra la dictadura del clan Somoza. Pero, en lo tocante a Venezuela, ‎ahora se da por sentado –como si fuese una verdad que no necesita demostración– que Hugo ‎Chávez fue un «dictador comunista», y se silencia el increíble progreso político y económico que ‎Venezuela alcanzó bajo la presidencia de ese líder, democráticamente electo. Después de crear ‎una imagen que no corresponde a la realidad, será posible actuar contra esos Estados y ‎destruirlos sin que nadie proteste por ello. ‎
El tiempo corre y las circunstancias son cada vez más apremiantes.
En 1823, cuando James ‎Monroe decidió cerrar las Américas a la ola colonizadora europea, no imaginó que su doctrina ‎sería interpretada 50 años después como una proclamación del imperialismo estadounidense. De ‎esa misma manera, cuando Donald Trump afirmaba –en la ceremonia de su investidura ‎presidencial– que la época de los «cambios de régimen» había quedado atrás, seguramente ‎no pensaba que los encargados de aplicar su política acabarían traicionándolo. ‎
Y eso es lo que está sucediendo. El 1º de noviembre de 2018, John Bolton, consejero presidencial ‎para los temas de seguridad nacional, declaraba en Miami que Cuba, Nicaragua y Venezuela son ‎la «troika de la tiranía». Sólo un mes después, el 1º de diciembre, el secretario de Defensa de la ‎administración Trump, el general James Mattis, afirmaba en el Reagan National Defense Forum ‎que el presidente electo de Venezuela, Nicolas Maduro, es un «déspota irresponsable» que ‎‎«tiene que irse»‎.
Thierry Meyssan
Fuente: Voltairenet

Enseñanzas para la Venezuela de hoy EMILIANO ZAPATA: “ QUITAR AL ENEMIGO LOS MEDIOS DE DAÑAR” Por Fernando Ramón Bossi Rojas El imp...