viernes, 29 de abril de 2016

 La Salida, ¡No sera en la calle!

Como revolucionarios es irresponsable servir para abrirle el paso a la MUD hacia la toma del gobierno, pretender salir de Maduro sin presentar una opción revolucionaria, que culmine con el avance de la clase trabajadora hacia la toma del poder, es abrir paso para que la MUD envalentonada le lave la cara nuevamente al sistema capitalista, dándole a la gente la esperanza de vivir en un nuevo gobierno que descomprima el descontento social y le dé a la burguesía el tiempo necesario para terminar de aplicar el paquete neoliberal que comenzó maduro y que piden implementar a fondo.
Sin embargo los revolucionarios tampoco debemos hacer ningún trabajo para sostener ni defender a este gobierno, la clase trabajadora no defiende gobiernos burgueses, nuestra tarea es abrir los ojos de la clase trabajadora, mostrarles que MUD y PSUV-GPP son partidos burgueses en disputa de sus propios intereses, y que estamos en función de construir una opción independiente que derrote el paquetazo y abra una vía para la toma del poder por los trabajadores.
En estos momentos de crisis económica, cualquier error le puede costar a la MUD el espacio que ha ganado con la mayoría en la AN, mayoría que si bien es cierto obtuvo de forma clara en las elecciones del 6D, también es cierto que ellos mismos reconocen que esta mayoría es una mayoría que más que por una propuesta política de la MUD, la tienen gracias al voto castigo contra el gobierno por la situación económica que nos está haciendo pasar, ellos están consciente de esa realidad y de que no poseen una base social sólida y movilizada para gobernar ni mucho menos para luchar en la calle por la salida del presidente , esta incapacidad, que ya la han vivido en los últimos años donde no han podido hacer ni una sola actividad de masas importante, se refleja en una crisis interna que no les permite ponerse acuerdo para proponer una salida, presentando un montón de salidas legales y hasta ilegales.
En este punto (la salida), el debate dentro de la MUD se hace intenso, porque aunque el objetivo lo tengan claro, el “cómo” es para ellos todo un problema, la Burguesía desea salir de Maduro pero la MUD aún no tiene una correlación de fuerza a su favor para presionar, tampoco tiene una base social con la cual sostenerse y enfrentar la del PSUV-GPP y menos capacidad para controlar el estallido social que puedan generar con acciones de calle, de esta manera y en medio de su crisis se han planteado algunos escenarios para la salida que describimos a continuación: reforma constitucional (se enfrentaría con el TSJ), asamblea nacional constituyente (proceso muy largo, donde deben enfrentar al TSJ, al CNE en dos procesos electorales) referendo revocatorio (deben enfrentar al CNE y dos procesos electorales )enmienda constitucional (deben enfrentar al TSJ) renuncia de maduro (requiere una negociación con las fuerzas del chavismo, FANB, PSUV, Burguesía Roja, para que lo obliguen a este paso).
Como vemos todos los escenarios planteados por la MUD son salidas institucionales, y todas implican enfrentarse con la institucionalidad del gobierno, que es quebrantable siempre y cuando las mismas fuerzas que defienden a Maduro decidan presionarlo a la salida, La MUD para nada se plantea una salida con participación popular, aunque hoy tenga como hacerla o al menos intentar iniciarla, por ejemplo la MUD controla la dirección del sector educación, tanto universitario como de secundaria, que se encontraba en la calle movilizado por la firma de su contratación colectiva y sin embargo decidió negociar firmar el contrato colectivo del ministerio de educación y abandonar la presión en la calle por la mejora del salario de los educadores.A la MUD, la gente que hoy voto por ellos les pide medidas para aliviar la crisis, acabar las colas y el desabastecimiento, mientras que sus verdaderos dueños, la burguesía, le exige profundizar el paquete neoliberal que ya comenzó Maduro; en esta dificultad la MUD busca ganarse su base social para poder cambiar la correlación de fuerzas a su favor y de ahí estar en mejor posición para negociar la salida de Maduro, mientras tanto toman desde la AN alguna medidas populistas y tramposas para lograrlo como son: la ley de propiedad, que busca arrancarle al PSUV el sector que se ha ganado con la misión vivienda, la ley de bono de alimentación y medicinas para jubilados y pensionados, así como la ley de amnistía que buscar consolidar su base social más radical, ninguna para resolver los problemas pero si para arrancarle base social al gobierno.
Ahora quien ha demostrado capacidad de movilización ha sido el gobierno, además de control de las masas a través de por ejemplo laCentral Bolivariana Socialista de Trabajadores, que le garantiza controlar las direcciones de las empresas del estados y otras privadas, las comunas para controlar el movimientos vecinal y muchísimas otras organizaciones de base que han cooptado a los principales líderes en el seno de los movimientos populares. Sin embargo el gobierno desde hace mucho tiempo ha realizado una práctica de desmovilizar a las masas, temiendo igualmente un estallido social que los sobrepase producto de las medidas antipopulares que está aplicando, recordemos que desde las guarimbas, donde la oposición no solo se enfrentó al ejercito si no que ataco espacios conquistados por la lucha popular como cdi e instituciones educativas, el gobierno contuvo la defensa del pueblo organizado y recientemente el gobierno también ha frenado las iniciativa populares de querer hacer contraloría y participar dentro de las empresas que distribuyen alimentos para combatir el bachaqueo y el acaparamiento, ni hablar de las olvidadas consigna la tierra es de quien la trabaja o empresa cerrada empresa tomada que ya quedaron para el recuerdo.
La MUD necesita hoy del gobierno para gobernar y garantizar la estabilidad que necesitan los empresarios para seguir dándose el hecho de explotación, mientras se erosiona el apoyo social del gobierno; al gobierno no le queda otra opción que negociar y seguir vendiéndose ante la burguesía como su mejor protector, garantizándoles el control de las masas a través de sus organismos de base (CSBT, Comunas etc ) y de represión (Tribunales, inspectorías del trabajo, FANB, PNB,SEBIN, que meten a los trabajadores en cintura como lo acaban de hacer en SIDOR) y entregándo a manos llenas los recursos del país, entiéndase acuerdo de explotación del arco minero, entrega de dólares baratos a una tasa llamada flotante, exoneración de trámites administrativos, línea de crédito en dólares directa, libertad para ajustar los precios de sus productos, y un largo etc.
Ambos sectores Burgueses, MUD y PSUV – GPP tienen claro que la salida a la situación será sin la movilización de la clase trabajadora, porque corren el peligro de generar un estallido social, que no podrán controlar y que podría generar una verdadera revolución en el país que termine pidiendo que se vayan del gobierno la MUD y el PSUV y que coloque un gobierno de los trabajadores que sepulte los planes de la Burguesía de hacer pagar a los trabajadores la crisis que crearon.
La clase trabajadora venezolana, se encuentra en pie y no ha sufrido aun una derrota significativa, al contrario ha experimentado avances en su capacidad de movilización como fue la victoria ante la medida de pago de ISLR que impulsaba el gobierno, así como protestas ante practicas patronales venidas de las mismas instituciones del estado como el caso INCE, recientemente Café Venezuela entre otros. En partidos burgueses como la MUD y el PSUV-GPP no está la solución a los problemas, solo la clase trabajadora puede plantearse una política para si que derrote el paquete neoliberal que nos están haciendo pagar y avance en una propuesta verdaderamente socialista, única salida para esta crisis capitalista. Si no hemos avanzado más ha sido por la ausencia de una dirección sindical combativa que hubiese llevado a los sidoristas, los eléctricos, educadores de superior, media y básica, petroleros, empleados públicos ha victorias totales en sus respectivas luchas, tenemos la necesidad urgente de una dirección que sea combativa y que sea núcleo de construcción del partido de los trabajadores, nosotros convocamos a todos los núcleos revolucionarios a unir esfuerzos tras una plataforma programática alternativa al paquete de austeridad burguesa y entreguista del país, veámonos en un gran congreso de trabajadores que presente un programa de lucha contra este gobierno burgués.
Adrian Ortiz
Militante de la Corriente Socialista Revolucionaria – ETO

No hay comentarios:

Comunicado conjunto de Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común y el ELN   por  COLAREBO Comunicado de Fuerza Alternativa Revolu...