martes, 9 de mayo de 2017

El imperialismo, desarrolla en Venezuela, dos líneas estratégicas simultaneas, por un lado, la aplicación del manual de la Dictadura a la Democracia de Gene Sharp, con el objetivo principal de crear una serie de eventos que permitan un golpe de estado,  y por el otro, un proceso de desgaste en la opinión pública para socavar la base política del Chavismo.  Al parecer la mesa está servida, con un aderezo perfecto para el imperialismo, con Colombia convertida en una inmensa plataforma militar continental, aparte de las  bases militares en Curazao, Trinidad y Guyana, que otorgan una amenaza directa y cercana, sumado al   gobierno mampuesto del Brasil, eso rodea totalmente, desde el punto de vista militar  a nuestra patria.  Mientras eso ocurre dividen a la sociedad entre Chavistas y antichavistas, como ocurrió en el pasado con las experiencias de la ex Yugoslavia, (que la picaron en varios pedazos), o los más recientes, Libia e Irak y ahora Siria, naciones divididas: cristianos, musulmanes, chiitas, sunitas,  al punto de que cada grupo haga culpable al otro, con posturas irreconciliables y de esta manera justificar la intervención foránea ante  la situación caótica que se está viviendo ( producto de la guerra bestial en sus diferentes formas) , e incubar en la población la alternativa que para salir de esta situación es necesaria acabar con ese supuesto enemigo (la revolución bolivariana) fabricado desde los aparatos de inteligencia y carteles de comunicación mundial.
            Durante estos últimos 18 años han hecho de todo para acabar con nuestra revolución: “paro cívico”, paro petrolero, guarímba1, golpe de Estado y secuestro del Comandante Chávez, “la salida”, contrabando de alimentos, medicinas, acaparamiento, inflación  inducida, guerra a la moneda (Dólar today y artículo 8 en la frontera con Colombia), extracción de nuestra moneda en billetes, paramilitares y bandas delincuenciales, entre tantas formas terroristas que están desarrollando y de manera simultánea. Es una política continúa y permanente durante estos duros y difíciles años.
            La razón fundamental es una: La revolución bolivariana es un “mal ejemplo” para los pueblos del mundo al lograr una mayor distribución equitativa de la riqueza petrolera otorgándole a los explotados de siempre mejores condiciones de vida y garantizar nuestra soberanía sobre los recursos naturales, fundamentalmente sobre las mayores reservas probadas y certificadas de petróleo. Por ello, al no lograr la derrota de nuestra revolución se desesperan y acuden a formas fascistoides y terroristas como las desarrolladas durante las últimas semanas en diferentes ciudades, apoyados por los medios de comunicación nacionales e internacionales, verdaderos laboratorios de guerra psicológica que han enfermado a miles de venezolanos que están locos de a bola y necesitan tratamiento psiquiátrico.
            Por ello se centraron en  Valencia, Estado Carabobo,  ubicada en el centro del país, pero que tiene elementos importantes: es una ciudad encrucijada que permite la comunicación con las regiones andina, llanera, occidental, oriental, capital, y sur, acá están ubicadas empresas estratégicas y vitales para la economía nacional: Refinería El palito, INVEPAL, DIANCA, BOLIPUERTOS, Planta Centro, CAVIM, aparte de empresas metalúrgicas, automotriz, alimentos, medicinas, entre otras. Es decir, el imperialismo está claro que generar un “caracazo” en esta zona sería la clave para una intervención directa ante los “asesinatos masivos” del gobierno revolucionario, tal como lo hicieron en Libia e Irak y ahora Siria, es decir, es el mismo formato. Por ello a través de bandas criminales promovieron saqueos a pequeños comercios.
            La unidad de nuestra dirección política agrupada en el ´polo patriótico y el PSUV  unido íntimamente a nuestro pueblo ha derrotado por ahora los planes neofascistas del imperialismo y sus sirvientes cipayos a los cuales los derrotaremos con la movilización permanente, la formación política y la unidad cívico-militar en las  batallas por venir, entre ellas la constituyente. El cinismo llegó a su máxima expresión al tratar de responsabilizar a nuestro gobierno de los asesinatos cometidos por sus aparatos militares, no hay nada casual, esos son sus planes y su proyecto y nosotros debemos derrotarlos en las calles y trabajando la inteligencia social con nuestras fuerzas armadas.

Centro de Estudios Socialista “Jorge Rodríguez”. Valencia Venezuela. 8 de Mayo

No hay comentarios:

Isaías Rodríguez: "hay que confiscar las  fortunas  amasadas a costa de la necesidad del  pueblo" Por:   Luisana C...