miércoles, 31 de mayo de 2017

Gritos desesperados de vecinos de las Trinitarias a los guarimberos: “Detengan ya la violencia”


Vecinos de la comunidad de Club Hípico Las Trinitarias solicitan públicamente la mediación del Consejo de Estado para la Paz y la Justicia (CEPAZ), dada la situación en la que se encuentra esta comunidad del Este de Barquisimeto, donde más de 3 mil personas que viven en los seis edificios se han visto afectadas por la presencia de un grupo autodenominado “Blindados de Lara”, que logró desplazar a la protesta opositora activada hace dos meses en el sector, e imponer un cierre de los accesos a esta urbanización que vive atemorizada ante los hechos delincuenciales que han ocurrido recientemente.
Entre los episodios más violentos que se han registrado está el ocurrido el 22 de Mayo cuando sujetos armados dispararon contra el Edificio Don Mateo, luego que se les impidiera el paso.
El 25 de Mayo fue asediada la sede de Fundarivas, ubicada detrás del Gimnasio, donde robaron al vigilante y provocaron la salida violenta de las personas que allí laboran. Se describe lo que ocurrió a otro afectado cuando los vecinos azuzaron a los encapuchados para que arremetieran contra su vehículo luego que les expresó su molestia por no poder entrar al edificio donde vive.
El cobro de peaje ha sido otra acción que ganó el rechazo de la gente, lo cual provocó una reunión urgente esta semana con los encapuchados y dirigentes comunales. El 26 de Mayo intentaron linchar a dos sujetos, a quienes ataron, desnudaron y golpearon, en medio de lamentables escenas que la mayoría de esta comunidad deplora.
En un correo anónimo que llegó a la redacción de Noticias Barquisimeto vecinos expresan la necesidad de detener la violencia. Se dirigen a la Dra. Nelly Cuenca, secretaria del CEPAZ, a quien se le pide que sirva como mediadora en esta situación, dado el riesgo que viven no sólo los habitantes de los edificios sino también de las casas, con lo cual se eleva la cifra de afectados. “No queremos que intervengan los órganos de seguridad del Estado, porque eso sería una tragedia similar a la que vivida en otros sitios del país, creemos en las protestas pacíficas y tampoco queremos quedar a merced de los colectivos motorizados que han robado en la zona y que amenazan con venir a Club Hípico Las Trinitarias”.
El CEPAZ debe intervenir antes de que ocurran hechos como los desencadenados en la Urbanización Sucre, dice el comunicado, donde se indica que en esa mesa de negociación deben estar fundamentalmente los presidentes de las junta de condominio, dada la participación activa que han tenido al colaborar con los encapuchados: específicamente las de los Edificios Terepaima, Trinitarias y El Condado quienes les han abierto las azoteas poniendo en riesgo a todas las personas que allí residen. Hay posiciones encontradas entre quienes piden que se abran las azoteas de todos los edificios a los manifestantes y otros que se niegan a esa posibilidad.
“Necesitamos redireccionar la protesta de manera que no afectemos a nuestros propios vecinos ni a los comercios del sector”, indica el comunicado donde se alerta al Centro Comercial Las Trinitarias, a la Universidad Fermín Toro y a otros locales comerciales de la zona, de la posibilidad de que los encapuchados dirijan sus acciones hacia estos sitios. También debe estar la señora Maribel Escalona, promotora del Consejo Comunal de las Trinitarias, cuyo liderazgo comunitario permitiría encontrar una solución en tan conflictiva situación, dada la ascendencia que ha tenido con quienes llevan la protesta política.
En la urbanización existe un rechazo generalizado y cada vez más fuerte a las políticas del gobierno nacional, sin embargo, también existe un repulsión a la manera como se ha distorsionado la protesta política que ha derivado en hechos lamentables.
No es cierto que todos los encapuchados sean residentes de Club Hípico Las Trinitarias, dice el comunicado, donde se describe que si bien existen muchachos habitantes de los edificios, “es preocupante que más de 50 hombres, adolescentes e incluso mujeres y niños de la calle, son ajenos a nuestra urbanización, portan armas de fabricación casera y eso nos pone en riesgo a todos”. 
“Se trata de un peligroso centro de operaciones ubicado frente al Edificio Condado y Vista Hermosa, donde abiertamente descargan cauchos, cajas de cervezas, gasolina, trapos para hacer las bombas, cohetones, guantes, cascos, escudos y piedras. Ahora se les ve con unos aparatos que activan descargas eléctricas, y unas armas caseros para disparar los cohetones. Hasta ese lugar llegan las camionetas que los han transportado para otros sitios de la ciudad, como La Botella y Los cardones, donde han ido a activar la violencia, con lo cual deslegitiman nuestra protesta opositora. Esas mismas camionetas les proveen de comida, que ha sido abiertamente entregada en los Edificios Vista Hermosa y Condado”.
Prosigue el correo: En la mesa de negociación también deben ser invitados los dueños de los pequeños locales comerciales que han visto afectada su rutina diaria, al no podres abrir sus negocios; representantes de las personas de la tercera edad, quienes han tenido dificultades para salir y entrar a sus casas.
“Dra. Nelly Cuenca, hasta ahora usted ha sido una de las voces sensatas que hemos escuchado en el estado y que se ha pronunciado por el derecho a protestar y también por el derecho a la vida. Le pedimos desde nuestra convicción en que usted puede abrir un espacio para que en nuestra comunidad no se enquisten grupos armados, ajenos a nuestras intenciones de hacer frente a la opresión en la que nos tiene un gobierno que ha secuestrado nuestros derechos y ha cerrado todas las opciones democráticas para impulsar cambios en el país”.

No hay comentarios:

Constitución y unidad nacional     Luis Britto García       1. Quien conozca las más elementales nociones sob...