lunes, 9 de mayo de 2016

No eran los restos de Camilo Torres: “si el 

Estado sigue ocultando su cuerpo, eso se 

llama desaparición forzada”

camilo torres50 años después de su desaparición, parecía que finalmente se habían hallado los restos del cura guerrillero colombiano Camilo Torres Restrepo, pero las autoridades anunciaron que el resultado de los cruces de ADN fue negativo. Sin embargo, algunas organizaciones quieren más certezas. En la emisión del 28 de abril de Enredando las mañanas dialogamos conintegrantes del Equipo Jurídico Pueblos, que participaron de la exhumación de los restos.

“Los restos fueron exhumados en la última semana de enero de este año, y estuvimos presentes el director nacional de Medicina Legal de Ciencias Forenses de Colombia y algunas organizaciones. En mi caso estuve como abogado, representando a los familiares y amigos de Camilo, entre otros al Padre Javier Giraldo, un sacerdote jesuita abanderado de la lucha por los derechos humanos en América Latina en especial en Colombia. Participamos de esa diligencia de carácter casi judicial y realmente había mucha expectativa porque todo indicaba que esos eran los restos de Camilo, pero esta semana nos vimos sorprendidos por el informe de Medicina Legal que indicaba que en un casi 99% no lo son”, explicó Leonardo Jaimes, integrante del Equipo Jurídico Pueblos, quien junto a su colega Miguel Andrés Ramos dialogaron con Enredando las mañanas, el programa de la Red Nacional de Medios Alternativos.
A pesar de haber participado de la exhumación, el Equipo Jurídico Pueblos supo de la resolución de los análisis a través de los medios de comunicación colombianos. En este marco, Jaimes señaló que se vieron sorprendidos por el resultado negativo: “nosotros habíamos hecho una investigación muy profunda que nos llevaba a indicar que efectivamente esos eran los restos de Camilo. Debo decir con toda honestidad que lamentablemente no conocemos el dictamen, no lo tenemos en nuestras manos, es decir que aún mantenemos un margen de duda y esperamos que el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses haya actuado con total transparencia. Hasta no tener el dictamen con el procedimiento utilizado no podemos manifestar esa conclusión. Nos parece que lo mínimo que se debió haber hecho es habernos informado, porque en conclusión digamos que nos enteramos por los medios de comunicación”.
Entre las dudas que surgen dentro del Equipo, Jaimes afirmó que aún no cuentan con la confirmación de que los restos se hayan cotejado, por ejemplo, con la madre de Camilo, quien se encuentra enterrada en Cuba: “necesitaría precisar si efectivamente se hizo ese cotejo científico; hasta el momento desconocemos si se hizo ese entrecruce porque según las últimas informaciones que teníamos había algunas dificultades de tipo diplomático y tenemos que estar muy seguros de cuál fue efectivamente el cotejo. Lo que dice y arroja la conclusión, según los medios, es que esos restos corresponden a un cabo del Ejército Nacional de apellido Cáceres, esa es la conclusión pero digamos que necesitaríamos con certeza saber cuál fue el procedimiento”.
De todos modos, Jaimes aseveró: “pero partamos de que efectivamente ese sea el resultado y que se cumplieron los protocolos y fue honesto y transparente el procedimiento, volvemos a quedar en cero. Hace pocos días le pregunté al Padre Javier (Giraldo) qué sucedería si no eran los restos y con profunda tristeza llegamos a concluir que partimos de cero y que el Estado colombiano sigue ocultando los restos del Padre Camilo, todo un referente en América Latina y en el mundo. Si sigue ocultando su cuerpo, según los tratados internacionales eso se llama desaparición forzada, y el Estado con toda la capacidad que tiene no hace los esfuerzos necesarios para continuar en la búsqueda de los restos del Padre Camilo”.
“A pocas cuadras de donde me encuentro ahora está el Cementerio donde posiblemente están los restos de Camilo –continuó Jaimes–, y la investigación que hemos realizado nos indica que ahí están. Me parece que están jugando en parte con el pueblo colombiano, con nosotros, porque nos están llevando a dar información equivocada cuando nosotros estamos muy cerca de decir que en ese panteón creemos que están los restos de Camilo. Conclusión: si la prueba es efectivamente válida, científicamente correcta pues quedamos en cero, es decir que el Estado colombiano sigue ocultando, de lo que tenemos certeza es que murió en combate y es obligación entregar los restos a la familia, ya son 50 años que están ocultando los restos y ahora que había un ambiente que permitiría saber dónde están los restos sucede esto, que deja realmente un manto de duda. A lo mejor nos hubiese gustado que esto lo hubiera hecho un equipo independiente de antropología forense o con apoyo de un equipo independiente pero creo que sigue la incertidumbre y el Estado tendría la obligación de dar esta información”.
Al ser consultado sobre cómo se continúa tras este resultado, Jaimes contó que en las siguientes horas se trasladaría a la ciudad de Bogota para reunirse con el padre Javier Giraldo y evaluar los próximos pasos: “primero tendríamos que tener copia del dictamen y a su vez solicitar el concepto de un equipo de antropología forense independiente, porque el estudio fue realizado por el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Colombia que es de carácter oficial, depende de la fiscalía pero también brinda su apoyo a diferentes instituciones del Estado, pero es un instituto oficial de carácter público con recursos públicos, y es el que está facultado para dar este tipo de conceptos, aclarando que también podría haberse realizado por un equipo independiente de medicina forense. Espero poder conversar con el Padre Javier Giraldo que es la persona que ha venido asumiendo este tema con mucha entrega y compromiso a pesar de las amenazas, con todo lo que significa en Colombia en un país que todavía está en aplicación de guerra de Terrorismo de Estado y que hacer esto no es fácil; espero conversar con él y ver las posibles salidas que podríamos tomar. La estrategia hay que continuarla, hay que seguir en este proceso y entre otras me parece muy importante la experiencia en Argentina del Equipo Argentino de Antropología Forense”.
En este punto, Jaimes remarcó la necesidad de contar con otras opiniones: “necesitaríamos otro concepto distinto al que ya existe, creo que hay que generar propuestas porque partamos de que efectivamente no son los restos, pero nosotros creemos que en ese panteón existe un buen número de restos que posiblemente serían los de Camilo, creemos que si existiera un gesto de voluntad del Estado colombiano de avanzar en un proceso distinto en nuestro país tendría que permitir que se hiciera la exhumación de todos los restos que están en ese panteón, que serán unos 20 a los que perfectamente se les podría hacer el respectivo análisis de ADN”.
Hacia el final de la charla con Enredando las mañanas, Jaimes reiteró que la tarea de búsqueda continúa: “seguimos igualmente buscando los restos de Camilo pero también los de miles de desaparecidos perpetuados por el Terrorismo de Estado en Colombia. No es un hecho del pasado, sino del presente, existen cementerios donde han enterrado como NN en fosas comunes y nosotros como abogados representantes de víctimas nunca vamos a desfallecer en el acompañamiento de las víctimas en Colombia, es un derecho que tienen las víctimas pero también los pueblos el de saber lo que pasó y no como un hecho del pasado sino un hecho del presente. Ojalá los victimarios sean hallados y las víctimas sean satisfechas en su deseo de verdad y justicia”.

No hay comentarios:

Miguel Pizarro: de sicópata a pedófilo Kloriamel Yépez Oliveros En esta globalidad cultural desquiciada por las “redes sociales” y su ...