viernes, 28 de abril de 2017

(A la Fiscal General de la República Bolivariana de Venezuela, dedico)

La Sucre en llamas

"En la sucre es, en la sucre es", rememorando el "Aquí es, aquí es", carnavalesco y efectivamente La Sucre, el barrio de crianza y tradición de familia lo convirtieron en un sanguinolento carnaval de furia, odio y destrucción "pacífica y democrática" contra todo aquel transeúnte que osase pasar por sus calles.
Los pacíficos terroristas que toman consitudinariamente la famosa esquina de La botella de la no menos tradicional urbanización Bararida del centro-este Barquisimetano, dejaron la barricada prendida y olvidaron momentáneamente su furor democrático y prestos, se montaron en la camioneta que paso en sentido este-oeste dirección a la Sucre, al grito de "En la sucre es , en la Sucre es" que pregonaban los encapuchados que ya estaban instalados en la parte trasera de la Pickup del año, nueva, reluciente y costosa, muy costosa.
Al salir de la barricada abandonada de Bararida, donde fortuitamente y por necesidad vine a parar, enfile, en contra del raciocinio y por urgencia familiar, a la Sucre, la misma que pregonaba el encapuchado reclutador. Al intentar acercarme, ya nadie podía pasar, estaba estratégicamente tomada por grupos de pacíficos protestantes que certeramente disparaban piedras al conductor que osara traspasar su franja liberada, a la camionetota reclutadora que iba delante de mí , sin embargo, se le hizo un "canal humanitario" para hacerla pasar. Conocedor de la zona, pude sortear los escombros colocados para bordear el populoso sector de Barrio Unión, frente a la Sucre y tras vueltas y serpentinas viales desembocar Vía Barrio el Japón, a mano derecha de la Sucre para terminar exactamente entre el bloque 27 del mismo urbanismo y el histórico y emblemático estadio Farid Richa, lugar donde se dio el hasta hoy único clásico fuera de España, Barcelona-Real Madrid, el 30 de Mayo de 1982. Al intentar entrar al sitio pretendido un pacífico energúmeno encapuchado me increpa muy arrecha y amablemente "dame real o te parto el vidrio". En la retirada y sin por supuesto abrir el portón, esto le hubiese dado acceso a los energúmenos, me quedo como saldo el faro trasero destrozado y una o dos pedradas en la carrocería del auto, absolutamente nada comparado con las horas de angustia, terror y lágrimas a la que fue sometida la Sucre tras ser tomada como refugio del mas aberrante plan terrorista contra los ciudadanos comunes, muy certeramente dirigidos por políticos criminales que se escudan en el amparo internacional contra Venezuela y se nutren del descontento popular fomentándolo hasta el odio irracional y criminal.
A la entrada de la madrugada, después de seis horas de refriega y a la luz de las denuncias realizadas por los propios vecinos contra personas que en su mayoría no son habitantes de la Sucre y tras detenciones, heridos y cicatrices que perduraran, se inició el repliegue. A esas horas aparecen Edgar Sivira supuesto defensor de los derechos humanos de la tercera edad, sin oficio definido, Nelson Freites sociólogo vocero de los manitas blancas y sicario intelectual de la mud y el telepastor evangélico José Rea, sin una gota de sudor y a través de los cybermedios y como miembros del recién creado Consejo de Paz de la Gobernación del Estado Lara declarando " Hemos logrado con el uso de la Biblia el repliegue de la GN, logramos atravesar las barricadas y llegamos hasta aquí en medio de las balaceras y sin ningún rasguño para pacificar el sector". ¿Lograron atravesar?, ¡Ya estaban allí! Cabe la pregunta: si era imposible acceder a la Sucre so pena de morir linchado o que destrozaran el vehículo, tal como vivimos en experiencia propia: ¿Quiénes llevaron los terroristas, dieron las indicaciones, entregaron las armas y luego se aparecen como los pacificadores? Muy buen guion, muy buenos actores, al estilo de la gobernación del estado Lara. Tienen en común estos tres coristas que los tres dirigen fundaciones que son mantenidas y pagadas por el señor Henry Falcón gobernador opositor.
Este guion ya se realizó con igual o mayor crueldad en los urbanismos Santa Cecilia, Valle Hondo, Bararida y Rio Lama; fracaso en el urbanismo Ali Primera, allí fue repelido por los propios vecinos pero con el lamentable asesinato del niño Bryan Principal y hoy le toco a la Sucre donde previamente los mismos pacíficos habían incendiado CVAL y saqueado el centro comercial El Recreo. Le tocara ahora y están advertidos: La urbanización el Obelisco, los Crepúsculos y La Caldera, el método será el mismo: concentración de todos los terroristas en dichos urbanismos, llevados allí por las "Fuerzas de Paz" de la gobernación y las alcaldías de Palavecino e Iribarren, todas opositoras, tienen recursos, tiene policías armados de civil y tiene los medios.
La protesta es sagrada, es nuestra forma de rebelarnos contra la injusticia, cercenar el derecho ajeno a la convivencia es TERRORISMO, póngale el color que le pongan, secuestrar todo un urbanismo para "expresar la arrechera" es simple y llanamente un acto criminal.
Las elecciones presidenciales serán el año entrante, ahí mismito, a la vuelta de la esquina; 18 años tienen jodiendo al país quienes han perdido 18 de las ultimas 20 elecciones, ¿cuantos asesinatos y hechos vandálicos mas tendremos que tributarles a 4 sifrinos que quieren ser presidentes a juro, sin votos y a destiempo?
Como lo afirmo el supuesto defensor de los derechos humanos en los disturbios de la Sucre a través del programa ancla de la tv regional de toda esta aberración terrorista, Edgar Sivira: "Logramos pacificar la sucre pero que sepa maduro que no importa las balas ni las muertes que causen, seguiremos en las calles hasta que se vaya". (Como no son los hijos de este gran carajo los que se exponen).
El plan seguirá, Los sponsor: Henry Falcón, Alfredo Ramos José Barrera, los parapartidos Vente Venezuela, Voluntad Popular, Proyecto Venezuela, AP y la Causa R, Los medios regionales difusores del odio, y el partido Episcopal que bendecirán a los asesinos como bendijeran las bombas de Vietnam. Próximas víctimas: El Obelisco, Los Crepúsculos y la Caldera.
A menos que en Lara pase algo y se imponga ya no la sensatez porque las cartas están echadas, la JUSTICIA, que se imponga La JUSTICIA, con impunidad no hay paz posible.
angelsanchez141@hotmail.com

No hay comentarios:

Isaías Rodríguez: "hay que confiscar las  fortunas  amasadas a costa de la necesidad del  pueblo" Por:   Luisana C...