sábado, 15 de abril de 2017

Qué vaina contigo Urosa Savino

Llamarte Cardenal seria una ofensa para los fieles católicos que ven en el sacerdote el guía que los consuela y llena de esperanza ante las calamidades por las que pudiesen estar atravesando. Personas llenas de fé que acuden a la iglesia en busca de una palabra orientadora, un mensaje de amor y paz. Pero eso no lo encontraran en zamuros ensotanados como tú y esa cúpula eclesiástica a la cual perteneces, alejados de todo lo referente a la ideología cristiana.
Antes de continuar personalmente te sugiero que termines de despojaste de la sotana y te inscribas en "Voluntad Popular", partido evidentemente fascista y terrorista que tanto defiendes. Allí si es verdad que calzas a la perfección. Tanto que te atreves públicamente a pedir la renuncia del presidente Maduro para que se monten en el poder esa cuerda de vende patrias terroristas y drogadictos. ¿Qué dirá el Papa Francisco de esto, al que por cierto le has faltado el respeto al contradecir sus pedimentos de que la crisis por la cual atravesamos los venezolanos sea resuelta mediante el dialogo?.
Tú, Urosa Sabino, no eres digno de llevar en el pecho esa cruz que identifica al cristiano, deberías colgarte una esvástica, esa si te vendría bien y en lugar de levantar la mano para echar la bendición a los fieles deberías estirar el brazo y decir: "HEIL HITLER". Esa te queda mejor, asi estarás identificado como lo que en realidad eres: UN FASCISTA.
¿Que intereses malsanos te llevan a atacar a un hombre que vive preocupado y no se cansa de trabajar para sacarnos de esta crisis como es el Presidente Nicolás Maduro, mientras los que tú defiendes se la pasan destruyendo al país con sus protestas violentas y causando muerte de inocentes? O es que estás en la nómina del departamento de Estado para facilitar una posible intervención que masacre al pueblo como ha ocurrido en Libia, Irak y no muy lejos en Panamá y Santo Domingo?
Carajo vale, no seas tan dañino, primero declaras que no estás de acuerdo que se politice un acto sagrado como es la santa misa y apenas entras al templo llamas a que la gente se ponga a favor de los terroristas. ¡No seas hipócrita! Ponte la mano en el corazón y pídele perdón a Dios por lo que haces y dices. Si esto te cuesta mucho trabajo entonces te repito, quítate la sotana, te pones un uniforme gris como los que usaban los alemanes de Hitler y te colocas en el pecho la cruz gamada., pero deja de estar utilizando el nombre de Cristo para tus fines perversos.
hermoj28@yahoo.es

No hay comentarios:

PODER POPULAR Y AUTONOMÍA DE CLASE Rafael Pompilio Santeliz Cuando hablamos de autonomía de clases queremos decir, en primer luga...