miércoles, 5 de abril de 2017

Candelita apagada

Mientras vemos con beneplácito, las victorias populares y el resurgir de las fuerzas de izquierda en el continente colombiano, este bloque continental con fuerzas libertarias bolivarianas, activamos al mismo tiempo las alarmas en defensa de nuestros logros alcanzados en revolución, en defensa de las victorias políticas desde que las calles fueron tomadas aquel 27 de febrero, en defensa de nuestras vidas.
Así mismo vemos como la ignorancia en algunos seguidores de la rancia y decadente oposición, carcomida en un estupor inhumano, sale a las calles vestida de odio, alimentada de iras incontenibles, llamando a las guarimbas y gritando "Dictadura, muera la dictadura", ondeando sus banderas públicamente. Ya lo decía Galeano, que extraña dictadura hay en Venezuela, donde todos los simpatizantes de la pesadilla hacen lo que les da la gana y su gobierno no los reprime ni sanciona.
Y para colmo de males, salen a buscar (infructuosamente, claro), unas firmas para legitimar lo inexistente, y mientras esto hacen, o tratan de hacer, solo vociferan un apego amoroso a quienes pretenden usurpar la patria de Hugo Chávez, a quienes se hartan de pasión necrofilica y enfermiza para tratar de invadir la Patria venezolana, como si al devastar las bellezas de esta nación, no se calcinaran ellos también, arderán en las pailas del mismísimo diablo, pues, esos desadaptados asesinos que pululan en los pasillos del Pentágono y la majestuosa casa del magnate racista que acaba de tomar gobierno en los estados del norte, no medirán clases sociales, ni proletarios ni burgueses, al momento de activar sus injerencias en nuestro territorio.
Es triste ver, como seres que se hacen llamar "Profesionales", estudiosos, políticos de oficio, más triste aun, a docentes, profesores, que por la simple razón de acumular derrotas y derrotas ante el chavismo, aunado a padecer los embates de la crisis inducida (dicho sea de paso, por sus reyes), vengan a gritar a todo pulmón, excitados desde el diafragma, que se active la fulana carta interamericana. Maldicen al Presidente, les desean la muerte, como lo hicieron con el Comandante Chávez, pero no brindan claro y convincentes argumentos.
Esos hipnotizados vasallos que aclaman por la invasión de nuestra amada y soberana patria, desconocen la verdad de la actual coyuntura, defienden hasta los esperpentos que espantan en lo que queda de la Asamblea Nacional, institución que se halla amarrada con sus propias camisas de fuerzas. Cómo aceptar o defender estas acciones violentas simplemente porque no nos gusta Maduro? Nosotros sabemos que hay algo mas allá y a lo que vienen.
Desde el Departamento de Estado norteamericano, se escriben a cada segundo, las 24 horas, la receta que deben cumplir los espectros que en Venezuela juegan a la muerte. Juegan al "Golpe lento", al juego con fuego, pero lejos del calor y la candela, incitando a los bobos de su sequito, para que sean estos quienes se auto flagelen, tomen la vanguardia en marchas y guarimbas, demostrando su naturaleza, la fiel cobardía que se multiplica desde el mismo seno del "Ministerio de las Colonias", la OEA.
Los adeptos a la injerencia que viven en Venezuela, celebraban la derrota de Lenin Moreno en el Ecuador, pero al verse efímera tal alegría, cambiaron sus emociones por alabar el golpe de estado en la decadente sala de la guerra (oea), salieron a denunciar los acontecimientos del Paraguay, las absurdas denuncias contra el gobierno legitimo y pacifista de Nicolás Maduro, pero jamás, de manera inteligente, democrática y humana, nombraron lo que ocurrió en México, con el asesinato de tres periodistas, el hallazgo de las fosas comunes, la aun adolorida perdida de los 43 estudiantes. Jamás pronunciaron algo acerca de lo que aquí mismito, en Colombia, ocurre, el avance de los paramilitares, los asesinatos de niños y campesinos. Jamás se dignan a manifestar los acontecimientos del Temer y su próxima encarcelación por corrupto en Brasil. El Macri y sus paraísos fiscales, desangrando la Argentina del Pibe y del Perón. Y así, otros países que violan las soberanías y democracias en el continente. Por qué no dicen nada sobre esto? Porque siguen cual zombis, las peligrosas políticas y respuestas del imperio rapaz, repiten y repiten, sin medir las consecuencias. Gracias a las políticas nacionalistas, estrategias revolucionarias y la extraordinaria marcha del martes 4 de abril en Caracas, se le roncó una vez más a la tiranía oligarca, apagándole una candelita que tenían dispuesta para incendiar el país. El pueblo se las apago con patriotismo.
Quiera la vida, tengan mis hijos y todos quienes vivimos en Venezuela, una patria libre, donde jueguen y vivan alegremente. No una actual Siria en Carora. Una Palestina invadida, una ergástula de Irak, la pobre Afganistán, en toda mi amada Patria venezolana. Nos pertenece la alegría y la defenderemos!!.

No hay comentarios:

*La MUD lo hizo!* Pablo Romero La oposición hizo lo que dijo que iba hacer el Gobierno: *1. Quitarte a tus hijos* Hizo que se fueran del p...