viernes, 31 de marzo de 2017

 TSJ actúa en defensa del 

orden constitucional amenazado 

por desacato parlamentario

A través de dos sentencias emitidas esta semana, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ratificó que su tarea central en el marco constitucional es preservar el Estado de Derecho, sobre todo ante factores que pretenden desconocer el ordenamiento jurídico y violar la soberanía nacional.
La Sala Constitucional emitió este miércoles una sentencia en la que advierte que mientras persista la situación de desacato de la Asamblea Nacional (AN), la citada instancia del tribunal “garantizará que las competencias parlamentarias sean ejercidas directamente por esta Sala o por el órgano que ella disponga, para velar por el Estado de Derecho.”
El dictamen, a propósito de un recurso sobre la Ley Orgánica de Hidrocarburos, refiere que las recurrentes acciones de la mayoría de derecha en el Parlamento, órgano que se encuentra en desacato por desconocer decisiones del TSJ, tienen como consecuencia la nulidad absoluta de sus actos.
Para evitar que esa situación afecte el funcionamiento de otros Poderes Públicos, la Sala Constitucional del TSJ ratifica que ejercerá la facultad que le confiere la Carta Magna para resolver cualquier diatriba que exista entre ellos. Por tanto, asume la tarea parlamentaria mientras la AN retorna a la legalidad.
Aun en condición de desacato, el Parlamento -con mayoría de los partidos de la derecha- ha promovido acciones injerencistas contra la estabilidad democrática nacional, por lo que la sala constitucional del TSJ, en defensa del sistema democrático, emitió el martes pasado una sentencia que ordena al Ejecutivo emprender las medidas internacionales que estime necesarias para garantizar el orden constitucional, frente a los ataques promovidos por agentes internacionales para intervenir el país.
Esta decisión responde a un recurso interpuesto en el TSJ después que la derecha parlamentaria aprobó un acuerdo que avala la maniobra intervencionista emprendida esta semana por el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, invocando la Carta Democrática Interamericana.
Desde enero pasado, pese a la condición de nulidad que pesa sobre todos los actos emanados del Parlamento, la AN juramentó una nueva junta directiva, la cual actualmente realiza actos sin validez jurídica: desde aprobación y rechazo de leyes hasta acuerdos en materia internacional.
El TSJ además aclaró en la sentencia del martes que la misma condición de desacato, que aún mantiene la derecha en el Parlamento, no solo invalida cualquier acto parlamentario o aprobación de leyes y acuerdos, también anula la inmunidad parlamentaria, que de acuerdo a la sentencia del Máximo Tribunal del país solo aplica en actos desplegados por los diputados en ejercicio de sus atribuciones constitucionales, lo cual no es compatible con el actual desacato ni con ilícitos constitucionales y penales.

No hay comentarios:

La Élite Pretende Desestabilizar México (H.A.A.R.P. Ataca Nuevamente)