viernes, 27 de abril de 2012


El poder comunal

Autor:  

El Consejo Comunal podría ser la síntesis que resuelve la fuerza impugnadora del movimiento social vs. la fuerza racionalizadora y organizadora (Weber) de la institución. De la lucha que se produce entre estas dos fuerzas, puede surgir algo nuevo: Los Consejos Comunales, en términos de Lenin: «Todo otro poder».
Porque hay que actuar siempre apelando al poder originario que es el poder constituyente. No se trata del reconocimiento clientelar por parte del Estado, porque entonces el movimiento popular queda subsumido a la lógica estatal y sin ruptura se des-sincroniza el movimiento, con lo cual los movimientos sociales terminarían sirviendo para establecer una relación parasitaria con el Estado. El poder comunal debe ser capaz de ejercerse sobre la sociedad, disolviendo las instituciones estatales constituidas. Asumiéndose autónomamente como autogobierno.
Ese es el papel que tenemos que jugar nosotros, porque el Estado existente es la forma jurídica del tiempo de la explotación. Es el Estado del capital, es el poder de la fuerza articuladora alrededor de un discurso que se opone al ejercicio real del poder de los ciudadanos y las ciudadanas. Es, en fin, un conjunto de concesiones y prácticas que hay que desmontar. Así como la lógica estatista de las instituciones es perversa, la lógica política de partido-maquinaria pensado como aparato instrumental del poder, también lo es.
Chávez lo ha entendido, en esta nueva orientación hemos de advertir la existencia de tiempos múltiples, si comprendemos que con sus torsiones cada vez más acentuadas hacia la izquierda del espectro político, Chávez le imprime aceleración al tiempo social restituyendo lo político en el poder popular, lo que imprime fuerza a la posibilidad de que, en un momento como el que vivimos, avancemos hacia una sociedad socialista. Ello implica, como lo ha reiterado el Presidente, que no podemos mantenernos en el mismo lugar, sino que, por el contrario es vital la activación permanente de un poder que se tiene que hacer cada vez más poderoso: el poder constituyente.
juanbarretoc@gmail.com