lunes, 30 de abril de 2018


Almagro y el Alma-grotesca de una marioneta Made in USA



Por Rolando Prudencio Briancon:
Carlos Puebla, el trovador de Revolución cubana en la letra de su canción “La OEA es cosa de risas,  entre carcajadas cantaba: “Como no me voy a reír de la OEA si es una cosa tan fea, tan fea que causa risa ja ja ja ja ja ja ja, ja ja ja ja”.  La verdad es que la OEA ha hecho méritos con creces para ser una indigna institución; tal como en su momento el Che la calificó como el ministerio de colonias de los dictados de Washington, pues se convirtió en el obsecuente organismo para precautelar los intereses imperiales de los EE.UU., y como era de esperarse ha colocado como secretarios generales de ese organismos a los más peleles y obedientes operadores como hoy es el caso de Luis Almagro, que acaba de arremeter contra la elección del flamante presidente de la república de Cuba Miguel Díaz Canel.



En sus recientes declaraciones Luis Almagro arremetió contra el presidente Miguel Díaz Canel, calificando como “heredero” de la dictadura castrista, al margen de otros adjetivos con los que atacó a la revolución cubana, servilmente señalando: “El triunfo de la dictadura sobre la libertad no se llama revolución. La sucesión presidencial de la que hemos sido testigos en Cuba es un intento de perpetuación de un régimen autocrático dinástico-familiar. Se llama dictadura"

Estos ataques, por la simpatía de la que goza la dignidad del pueblo cubano, fue respondido por el presidente Evo Morales, escribiendo en su cuenta twitter: “Empleado de Trump, @Almagro_OEA2015, insulta a Cuba y califica “dictadura” a gobierno elegido democráticamente: Hno. Miguel Díaz-Canel”.

Y es que es un cretinismo con creces el que Almagro representa para también el “Ministerio de Colonias” prestándose para precautelar los intereses del imperio yanqui que nunca pudo contra la dignidad del pueblo cubano, que en ésta transición histórica, ya sin la presencia de sus heroicos gestores, la Revolución no quedará en manos de Miguel Díaz Canel; sino de todo un pueblo que ha legado, y sigue legando a la humanidad lo que inspira DIGNIDAD.

Así que mientras el espíritu revolucionario de Cuba seguirá siendo la lumbre para la lucha de los pueblos, el alma grotesca de Almagro, que se vendió a los yanquis seguirá rastreramente reptando mientras la Revolución seguirá en lo alto alumbrando la lucha de los pueblos del mundo. 

prudenprusiano@gmail.com

No hay comentarios:

Todos los productos que estaban en la calle su costo esta promediado al dolar paralelo , pero los empresarios, comerciantes, industrial...