sábado, 27 de diciembre de 2014

Como la CIA lanzó un "Pearl Harbor financiero" 

contra Rusia y Venezuela

La larga familiaridad del Director de la Agencia Central de Inteligencia, CIA, John Brennan, con Arabia Saudita, que data de los tiempos en que fue jefe de la estación de la CIA en Riyadh, durante los años 90 y su conocimiento de las operaciones petroleras sauditas, ha dado sus frutos. Conocedores de la industria petrolera saudita sostienen que agentes al interior de Saudi Aramco convencieron a la gerencia de la industria y al Ministerio del Petróleo Saudita iniciar operaciones de fracturación hidráulica con el objeto de estimular la producción en los pozos más antiguos de Arabia Saudita. Los sauditas, a quienes no se les conoce como profundos conocedores de su propia industria petrolera, estuvieron de acuerdo con lo que devino en una verdadera catástrofe de precios petroleros, lo cual no solo afectaría a Arabia Saudita sino a todas las naciones que producen petróleo en el mundo, desde Rusia y Venezuela hasta Nigeria e Indonesia.
Al bombear agua salada a alta presión en viejos pozos petroleros, algunos a una profundidad de tres a seis mil pies, se produce una extraordinaria presión. Los infiltrados de la CIA en la industria petrolera sabían lo que ocurriría cuando se iniciaran las operaciones de fracturación hidráulica. Debido a la peligrosamente alta presión de agua, los sauditas se vieron obligados a seguir bombeando petróleo hasta que la presión se equiparara. Ese proceso continúa. Si los sauditas dejan de bombear petróleo, perderían para siempre los pozos debido a la contaminación con agua salada. En la actual situación de "bombear o perder" los sauditas están obligados a bombear a una tasa que podría tomar hasta cinco años antes que pudieran reducir la tasa de producción a los niveles anteriores a la sobreproducción.
Los medios corporativos de difusión, incluyendo a Bloomberg y Dow Jones, monopolios noticiosos de negocios virtuales, emitieron informes alegando que los sauditas estuvieron de acuerdo en mantener la producción alta durante la reunión de noviembre pasado de la Organización de Países Productores de Petróleo, OPEP con la excusa de retener su parte del mercado en medio de un aumento de la producción de Estados Unidos a partir del fracturación hidráulica.
Los resultados netos de las operaciones de fracturación hidráulica inspiradas por la CIA sobre las cuales los sauditas fueron advertidos de no realizar por parte de ingenieros petroleros que trabajan para algunas firmas con base en el extranjero, como la Schlumberger, ya que se produciría una sobreproducción de petróleo durante los próximos cinco años. La sobre oferta sería seguida por una reducción en la producción petrolera saudita a menos que nuevos pozos se pongan en producción. Existe actualmente una gran puja entre compañías canadienses y norteamericanas para poner en producción el oleoducto Keystone XL desde Canadá hacia Estados Unidos para compensar la aguda alza que se espera en los precios dentro de 4 o 5 años. Pero como Canadá está financieramente padeciendo por la caída en los ingresos petroleros, el proyecto Keystone XL se encuentra también en terreno financiero movedizo.
La operación de la CIA para aplicar la fracturación hidráulica en los pozos petroleros del Medio Oriente no se limitó solamente a Arabia Saudita. Fuentes de la industria petrolera revelaron que esto también causó problemas de sobre producción en Kuwait e Irak.
El sabotaje de la CIA a los pozos petroleros sauditas y en otros campos no es el primero que realiza la agencia. En el año 1982 una masiva y devastadora explosión del oleoducto Transiberiano se dijo que había sido ocasionado por un software caballo troyano implantado por una compañía canadiense por cuenta de la CIA. El ex Secretario de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, Thomas Reed, agregado a la Casa Blanca durante el gobierno de Ronald Reagan, confirmó el rol de la CIA en el sabotaje industrial. La CIA colaboró con el Mossad israelí en la creación del virus "Llama" para programas de computadoras con el cual paralizaron el equipo de enriquecimiento nuclear de uranio de Irán. Otro virus de la CIA-Mossad que causó estragos en plantas eléctricas nucleares alrededor del mundo.
También se dice que la CIA tuvo su parte en la caída del avión de fabricación rusa, Sujoi Superjet 100 en el mes de mayo del 2012 en Indonesia. Un vocero de la inteligencia militar rusa dijo que la caída del avión que causó la muerte de 45 ciudadanos indonesios y rusos fue considerada como sabotaje industrial norteamericano como la causa posible. El desastre aéreo sucedió luego que el jefe de la agencia espacial rusa Roscosmos, declaró que él creía que era posible que el fracaso de la misión Phobos-Grunt hacia las lunas del planeta Marte había sido causado por sabotaje norteamericano.
El empleo de sabotaje industrial contra la industria azucarera cubana, contra las industrias cupreras de Chile y Zambia y contra la industria del arroz de Haití, es legendario. Las explosiones en las refinerías de Irán, Argentina, México, Ecuador y Venezuela; las explosiones de oleoductos en Siria, Libia y el colapso de la plataforma petrolera brasileña de la Petrobras han sido atribuidas a grupos terroristas que trabajan para la CIA.
La repentina caída en los precios del petróleo ha causado graves daños a las economías de países que están en la mira de la CIA tales como Rusia, Irán y Venezuela. Brennan y sus operativos de guerra económica apoyaron absolutamente la sobre producción de Arabia Saudita con el objeto de dañar las economías de estos tres países, y la CIA no ha quedado insatisfecha. La agencia sueña con que el "cambio de régimen" llevaría al poder a gobiernos pro-norteamericanos en Rusia, Venezuela e Irán.
Tanto es así que desde su residencia en Suiza, el exiliado ruso, multimillonario y evasor tributario, Mijail Jodorovsky ha pedido el derrocamiento violento de Vladimir Putin, incluso su asesinato. Mientras tanto, el Congreso norteamericano siguió las sugerencias de la CIA y votó por la imposición de devastadoras sanciones contra Rusia y Venezuela. El presidente Obama aprobó las sanciones del Congreso. Una legislación similar para aumentar las sanciones contra Irán quedó pendiente.
Rusia es el país que ha experimentado el daño mayor a través del esquema de producción de petróleo saudita de la CIA. El rublo ruso cayó en un 56 por ciento de su valor frente al dólar, mientras las tasas de interés en Rusia subieron en un 17 por ciento. El precio de las acciones del más grande banco de empréstitos de Rusia el Sberbank, cayó en un 18 por ciento. Aunque el colapso económico ruso ha provocado réplicas financieras alrededor del mundo, donde los bancos austríacos y franceses han sufrido la devaluación de sus carteras accionarias y el zloti polaco y el forint húngaro se han devaluado frente al dólar. El gobierno de Obama sostiene que no habrá reducción de las sanciones económicas contra Rusia debido a Ucrania. Obama también ha puesto las inversiones de tenedores norteamericanos individuales e institucionales en extremo riesgo.
La Pacific Investment Management Company (PIMCO) propietaria del Fondo de Bonos de Mercados Emergentes, (PEBIX) que mantiene más de 800 millones de dólares en bonos rusos, ha perdido casi 8 por ciento de su valor durante las últimas semanas.
Por otra parte, los artículos de primera necesidad en Venezuela, tales como el arroz, el aceite comestible y la harina de maíz se han tornado difíciles de encontrar. En el mercado negro de Venezuela el dólar ha subido un 1700 por ciento en su valor contra el Bolívar venezolano. La CIA está utilizando el colapso financiero para provocar un derrocamiento violento del gobierno de Venezuela y los agentes de la CIA hacen pagos en efectivo a políticos y provocadores de la oposición venezolana.
Irán, país que ha estado sometido a sanciones económicas punitivas de parte de Occidente durante algunos años por su programa de energía nuclear, es probablemente el país que está mejor preparado para capear la tormenta. Irán ha desarrollado nacionalmente una impresionante producción alimentaria, las telecomunicaciones y una infraestructura de la industria petrolera para sobrevivir las sanciones. No obstante, el Presidente iraní, Hassan Rouhani, parece estar muy consciente del papel de los sauditas en la conspiración para hacer bajar los precios del petróleo. Recientemente, Rouhani hablando sobre la caída de los precios del petróleo señaló que "la principal razón de la caída es una conspiración política planificada por ciertos países contra los intereses de la región y el mundo Islámico y solo a favor los intereses de ciertos países… Irán y los pueblos de la región no olvidaremos tales conspiraciones."
Los sacrificios económicos impuestos a Indonesia productora de petróleo, el país islámico más populoso del mundo, ha brindado una oportunidad para que el Estado Islámico gane adherentes en el país, especialmente entre la juventud y la población desempleada. La economía de China que espera poder bombear petróleo de las lucrativas reservas marinas del Mar del Sur de China, está sintiendo la presión de los precios bajos. México, agobiado por la inestabilidad social también ha sufrido las maquinaciones de la CIA, aunque la inestabilidad de México ha sido siempre aprovechada por la CIA, esta agencia sigue beneficiándose del ilegal tráfico de estupefacientes, cosa que mantiene las cuentas de fondos reservados repletas de efectivo.
El sabotaje industrial de Brennan y la CIA a la industria petrolera saudita seguirá teniendo efectos negativos de largo alcance en la economía mundial. Conocedores de la industria petrolera temen que la CIA haya desatado algo que podría estar asestando un golpe devastador a la economía mundial del cual le será difícil recuperarse.
Nota.- Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en

No hay comentarios: